Meta 10 del ODS4: Por un profesorado cualificado y bien remunerado

Meta 10 del ODS4: Por un profesorado cualificado y bien remunerado

Los profesores afectan a la eternidad. Nadie puede decir dónde se termina su influencia.

Henry Brooks Adams

 

La última de las metas que jalonan el ODS4 sobre educación tiene que ver con el que quizá sea el elemento más importante para posibilitar una educación verdaderamente de calidad: el profesorado. Vivimos un momento en el que la docencia no es una profesión que se valore suficientemente, a pesar de que sobre los profesores y profesoras recaen la formación y  el futuro de nuestros hijos e hijas, de las próximas generaciones. Podría decirse, sin riesgo de resultar dramatista, que del profesorado depende el futuro del mundo.

Sin embargo, los docentes no pueden llevar a cabo su trabajo adecuadamente en clases abarrotadas, algo que sigue siendo muy común en numerosos países en desarrollo. Por ejemplo, en las escuelas de educación primaria de Uganda hay, de media, 57 alumnos por profesor, frente al ratio medio de 17 alumnos en los países de renta alta. Estas desigualdades se agravan en las zonas rurales más remotas de los países en desarrollo, donde las condiciones de los centros y una remuneración insuficiente no suponen un incentivo para los ya escasos docentes contratados en estos países.

La cualificación del profesorado supone también un problema en muchos países. Si bien la media mundial revela que el 93% de los profesores de primaria tienen las cualificaciones mínimas requeridas, este porcentaje se reduce a un 47% en países como Palestina. Los países donantes son conscientes de la importancia crucial de la formación del profesorado, y como prueba de ello han triplicado su inversión en este ámbito en la última década, destinando la mayor parte de los fondos a los países menos desarrollados. No obstante, si queremos que los niños, niñas y jóvenes de todo el mundo tengan una educación de calidad, tal y como plantea el ODS4, es necesario que esta tendencia se mantenga.

Las condiciones laborales del profesorado son otro aspecto que debe tenerse en cuenta para garantizar el cumplimiento de esta meta. No podemos olvidar que los docentes no sólo transmiten conocimientos, sino que en sus manos está educar y formar a los adultos del mañana, en definitiva a las sociedades del futuro. Por eso, la docencia debería ser una de las carreras y profesiones más valoradas socialmente, y los profesores y profesoras deben disfrutar de condiciones de empleo dignas. Sin embargo, esto no es así en muchos países. Por ejemplo, si bien la mayoría de los docentes son trabajadores públicos con contratos estables, los contratos temporales son cada vez más habituales. En lo referente a la remuneración, y aunque existen amplias disparidades entre los países, en muchos casos los salarios suponen un obstáculo para contar con profesores adecuadamente cualificados, especialmente en las zonas rurales de los países en desarrollo. Por ejemplo, un estudio realizado en trece países latinoamericanos reveló que los profesores de preescolar y primaria ganan el 76% del sueldo de otros técnicos y profesionales, un porcentaje que aumenta hasta el 88% en el caso de los profesores de secundaria. En cualquier caso, cifras insuficientes para reflejar el valor de una profesión que constituye uno de los principales pilares del futuro de cualquier sociedad.

 

Estos son algunos de los aspectos que los Estados se han comprometido a abordar durante los próximos quince años para garantizar que “se aumenta sustancialmente la oferta de maestros calificados, entre otras cosas mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo”. Debemos exigir a nuestros Gobiernos que hagan lo necesario para cumplir con este compromiso, pero también comprometernos, cada uno de nosotros, a valorar y defender el trabajo del profesorado todos los días.

Para ello, hoy podemos empezar por pedir la palabra por la educación, a defenderla como el derecho que es, y a reivindicar su papel como la más poderosa de las herramientas para acabar con la pobreza y la desigualdad. Movilicémonos en nuestro entorno, en la calle, en las redes…..El futuros de nuestros hijos e hijas depende de ello.

Gracias a todos y todas por vuestro compromiso. Arranca la Semana de Acción Mundial por la Educación 2017. ¡¡¡ Pide tú también la palabra por la educación ¡!!

Meta 9 del ODS 4: Aumentar el número de becas

Meta 9 del ODS 4: Aumentar el número de becas

La meta 9 insta a los Gobiernos a aumentar sustancialmente a nivel mundial el número de becas disponibles para los países en desarrollo, especialmente los menos adelantados, para que sus estudiantes puedan matricularse en estudios superiores y programas de formación profesional, técnicos y científicos, así como sufragar otro tipo de gastos relacionados con su formación (material, transporte, manutención, etc.).

En 2014, 2.800 millones de dólares de la Ayuda Oficial al Desarrollo a nivel mundial se destinaron a sufragar becas, pero sólo 386 millones estaban dirigidos a los países menos desarrollados, que paradójicamente son quienes con más urgencia necesitan este tipo de ayudas. De hecho, en 2014, la AOD destinada a becas que recibieron Argelia, China, la India, Marruecos, Túnez y Turquía (conjuntamente) era superior al volumen total de ayuda directa a la educación básica destinada al conjunto de los países de renta baja. A través de la meta 9, los Estados se han comprometido a  dar la vuelta a estas cifras, incrementando el volumen de sus fondos de AOD destinados a becas, y sobre todo redirigiéndolos a los países que más lo necesitan – aquéllos con mayores carencia y a los que contar con un mayor número de personas cualificadas en los ámbitos técnico, científico y tecnológico permitiría no sólo mejorar la vida de estas personas, sino el desarrollo económico del conjunto de la sociedad de una manera más equitativa e inclusiva.

No obstante, contar con sistemas de becas que dispongan de suficientes recursos y que permitan el acceso a la educación a los colectivos más vulnerables es una cuestión fundamental no sólo para los países menos desarrollados. De hecho, esta meta adquiere mayor relevancia debido a los recortes sufridos en los últimos años en las ayudas y becas al estudio que han debilitado la educación pública. En nuestro país, entre 2010 y 2012 el gasto en educación se redujo un 12% frente al 3% de la media europea. Estos recortes han afectado especialmente a los colectivos más vulnerables, ya no solo en el acceso a la educación, sino también a la permanencia en los centros educativos, que queda plasmado en altos índices de abandono escolar.

Debemos recordar que la educación es la herramienta más potente para reducir desigualdades pero siempre y cuando esta educación facilite el acceso a los colectivos más desfavorecidos porque en el caso contrario, ampliará la brecha de desigualdad económica existente.

Las becas y ayudas dentro del sistema educativo equilibran las diferencias existentes entre los diferentes colectivos de la sociedad al proporcionar más a las personas que menos tienen y ayudan a hacer efectivo el derecho a una educación gratuita y de calidad para todos y todas. Mientras los servicios públicos equilibran la balanza de la desigualdad en todo el mundo, las tasas y los servicios privados tienen el efecto contrario, beneficiar a las personas más ricas.

Invertir en educación pública es, sin duda, uno de los mecanismos clave para reducir las desigualdades sociales que actualmente existen en el mundo. Sin financiación no es posible construir un sistema educativo universal y de calidad que no deje a nadie atrás y es al Estado a quien corresponde garantizarla.

 

Actos SAME España

Actos SAME España

ALICANTE

25 abril: acto en Parque Lo Morant de Alicante. Asiste el CEIP Monte Benacantil de Alicante (todo el alumnado). Sobre las 10.30 horas.

26 abril: acto en el CEIP Santísima Faz de Alicante. Sobre las 11.30 horas.

 

BURGOS

Día: 28 de abril de 2017

Lugar : Colegio Niño Jesús (Burgos)

¿Qué va a pasar?: aula en el patio con 3 talleres y el acto central con lectura de manifiesto.

CATALUÑA

  1. Ciudad: Sant Sadurní d’Anoia

Día y hora: 21 de abril a las 11h

Lugar: Instituto Jacint Verdaguer

¿Qué va a pasar?

Un grupo de chicos y chicas del instituto irá por todas las clases explicando qué es la campaña y trabajaran sobre los eslogans.

Al final en el patio se encontraran todos juntos para el acto de movilización: simbolico de silencio y alzar la mano

  1. Ciudad: Barcelona

Día y hora: Toda la semana del 24 al 28

Lugar: Playa de la marbella

¿Qué va a pasar? Junto a la entidad JOC VIU (para el juego inclusivo) preparamos una actividad de movilización con los más de 1000 participantes que pasarán durante la semana de diferentes escuelas de primaria de Barcelona. El acto consistirá en realizar unos juegos dinámicos que estarán vinculados a los pasos que debemos hacer para el derecho a al educación para todos y todas y al final el acto simbólico de alzar las manos.

  1. Ciudad: Barcelona

Día y hora: 16 de Mayo

Lugar: Escola Voramar

¿Qué va a pasar? Dentro de la semana solidaria ofreceremos unos talleres vinculados a la campaña a alumnado de ESO y primaria

CÓRDOBA

Fecha: 26 de abril de 2017

Hora: 10:30h

Lugar: Incio pérgola Bulevar Gran Capitán. Finalización del acto en C/ Capitulares frente al Ayuntamiento de Córdoba. Participan CEIP Pedagogo García Navarro, CEIP Alcalde Pedro Barbudo, CEIP Andalucía, IES Santa Catalina de Siena,SAFA Santa Rafaela, IES Vicente Núñez, IES López Neyra, IES Ulia Fidentia.

EUSKADI

Ciudad: Getxo (Bizkaia)

Día y hora: 4 de mayo / a las 10:30

Lugar : Plaza de la Estación de Las Arenas (Getxo)

¿Qué va a pasar?

Nos vamos a reunir más de 425 niñas, niños y jóvenes además de su profesorado y entidades participantes. Comenzaremos con talleres dirigidos para el alumnado según la edad. A las 11:15 comenzaremos el acto con la bienvenida y realizaremos un “manequin challenge” por la educación enseñando las manos y las pancartas. A continuación, representantes del alumnado se dirigirán hacia los representantes políticos asistentes y “pedirán la palabra” para leerles sus peticiones y opiniones sobre el derecho a la educación. Finalizaremos el acto con la lectura del manifiesto que aterrizará un grupo de F.P.

GALICIA

Ciudad Santiago de Compostela

Día y hora, 26 de Abril. Comenzará a las 10:30 terminará sobre las 13:00 aprox

Lugar  – Auditorio de AFUNDACIÓN en Compostela, Rúa Preguntoiro 23 y posterior marcha por el Casco Histórico de Compostela.

¿Qué va a pasar? – Será un doble acto. En primer lugar se realizará en el auditorio de AFUNDACIÓN donde el alumnado presentará sus trabajos y sus reflexiones sobre las metas del ODS 4. Una vez finalizado el acto (12:00 aprox) se iniciará una marcha por el casco viejo de Santiago que finalizará en la Plaza de la Quintana (podría tener modificación) y en el que esperamos contar con la presencia del presidente de la Xunta para que el alumnado le haga llegar sus peticiones.

GRANADA

Acto de calle en Granada:

Se trata de una concentración de cuatro centros escolares, aproximadamente unas 250 personas, en dos plazas céntricas de Granada, Plaza de la Fuente de las Batallas y Plaza del Carmen. En dicho acto los alumnos y alumnas serán portavoces de las reivindicaciones de la CME y harán resúmenes de las conclusiones sobre los contenidos trabajados en clase, bajo el lema “Pido la palabra por la educación”.  Se atenderá principalmente a los retos pendientes para alcanzar la universalidad de la educación, al objetivo nº 4 de los ODS y a los objetivos de Incheon. El acto se ajusta bastante a la propuesta que hacéis desde la CECME.

El acto se celebrará el próximo jueves 27 de abril entre las 11:30 y las 13:30 h.

Participantes: IES Alhambra de Granada; IES Cartuja de Granada; IES Hiponova de Montefrío-Granada; IES Los Cahorros de Monachil-Granada.

HUELVA

Ciudad: Huelva

Dia: 27 de abril a las 10:00

Lugar: Salón de actos de la Facultad de Educación. Campus del Carmen

¿Qué?: Participarán alumnos  del Safa Huelva y Safa de Valverde del Camino  (Huelva) y alumnos del IES ALONSO SÁNCHEZ  de Huelva.

Autoridades: Alcalde de Huelva, Gabriel Cruz. Representación del Rectorado de la UHU y de algunos decanato si.

LAS PALMAS

Tres institutos que prepararán el acto en el patio del colegio.

MADRID

Realizaremos el acto de movilización dentro de los propios centros educativos como cierre de la jornada, tanto el CEIP Esperanza como en el CRA Vega del Tajuña.

Ciudad: Madrid – Educo

Día y hora, lunes 24, martes 25, miércoles 26 y jueves 27.

Lugar: Madrid.

¿Qué va a pasar?

Dinamización actividad: 11 pasos por la Educación y acción de movilización como cierre de la jornada en el propio centro educativo (CEIP Esperanza y Cra del Tajuña)

También en  Centro de Formación Padre Piquer; Colegio Nuestra Señora del Recuerdo; Colegio S.Ignacio de Loyola; Colegio Menesiano

Colegio Irlandesas; Colegio Calasancio

MELILLA

Ciudad. MELILLA

Día y hora, SÁBADO, 6 DE MAYO, 12 HORAS (cambio del 22 de abril al 6 de mayo debido a las previsiones meteorológicas)

Lugar: EXPLANADA DE SAN LORENZO 8JUNTO A LA PLAYA9

¿Qué va a pasar?: Las actividades previstas para esta jornada reivindicativa y festiva se estructurarán en tres momentos: inicialmente se organizarán talleres por grupo de edad, después se hará lectura de un manifiesto en castellano, tamazight y lengua de signos por jóvenes usuarios y terminaremos con juegos cooperativos, de integración y participación.

Las entidades melillenses que están participando por ahora este año en esta iniciativa, abierta a cualquier entidad local, son (por orden alfabético):

ACCEM, AMPA del Colegio León Solá, ASDE-Scout Melilla, ASOME, ASPANIES, Autismo Melilla, EAPN, Facultad de Educación y Humanidades de la UGR, Federación de AMPAS de Melilla, Guelaya-Ecologistas en Acción, Juventudes Socialistas, Melilla Acoge, Melilla ConBici, MelillArte-Cultura Solidaria, Movimiento por la Paz (MPDL), OIDME, ONCE, Oxígeno Laboratorio Cultural, SATE-STEs y Save the Children.

MURCIA

El Acto Central de SAME será el viernes 28 en la Plaza Santo Domingo de 18 a 21 horas, con actuaciones, bailes, conciertos, graffittis y numerosos talleres relacionados con el derecho a la educación, en una actividad tipo feria como el año pasado.

NAVARRA

Dos actos públicos

  1. Ciudad: TUDELA

Día y hora, MIÉRCOLES 26 de Abril; 10:00-

Lugar : IES Valle del EBRO y PLAZA NUEVA

¿Qué va a pasar? ENCUENTRO en el IES VALLE DEL EBRO, presentaciones y juegos por la educación, canción: la educación es la llave. MARCHA por las calles de Tudela hasta la Plaza Nueva: lectura del manifiesto y fin del acto. Invitado el alcalde y concejales

2. Ciudad: PAMPLONA

Día y hora, viernes 28 de abril.10:00

Lugar : Paseo CARLOS III y PALACIO DE NAVARRA

¿Qué va a pasar?: RECORRIDO POR EL PASEO con pancartas y carteles y manos; Acto en el PALACIO DE NAVARRA, sede de Gobierno autonómico. Recibimiento por el vicepresidente de derechos Sociales: MiGUEL LAPARRA. Presentaciones por parte del alumnado; lectura del manifiesto. Invitados comisión de educación y comisión de convivencia y solidaridad internacional del Parlamento

SALAMANCA

Día y hora: se desarrollará el día 28 de 11.30 a 14.00h

Lugar: en el Colegio San Estanislao de Kostka

¿Qué va a pasar? – más de 300 escolares (del colegio San Estanislao de Kostka y de Animación Sociocultural del Colegio Santísima Trinidad) y 7 asociaciones de personas con discapacidad (INSOLAMIS, ASPRODES, ASPAS, AVIVA, AFIM, ASPAR-LA BESANA y ASPACE), reivindicarán el 28 de abril EN EL Acto Central el derecho a una educación inclusiva donde se tenga en cuenta a todas las personas.

Tras una breve presentación dará lugar la lectura de un compromiso donde se manifiestan todos los puntos que se persiguen con el objetivo de una educación de calidad para todos y todas. Seguidamente se realizará una “alzada de manos” colectiva y reivindicativa, tras la cual se desarrollará una serie de talleres  conjuntos, finalizando la jornada de convivencia y reivindicación con una coreografía y una comida en común.

SEVILLA

Este año se realizará en la Unv. Pablo de Olavide y por ahora, además de con 300 niños y niñas, contaremos con el rector de la UPO y la Consejera de Educación.

El acto será en día 24 de abril en la Universidad Pablo de Olvide.

Van a participar 11 centros educativos, un centro de adultos, Paz y  Bien y dos centros de Plena Inclusión. Igualmente nos acompañarán voluntarios/as de la UPO y del Máster de EpD de la Universidad. Seremos más de 350 personas.

A nivel político tenemos confirmada la asistencia de la Consejera de Educació. Las entidades que participamos a nivel local en Sevilla somos: Ayuda en Acción, CAONG,  Educo, Entreculturas, Interred, Plena Inclusión y Tierra de Hombres.

VALENCIA

27 de abril a las 9h

Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universitat de València (Av. de Blasco Ibáñez, 30)

Actos: Gymkana Por la Educación, seguida de un acto en el Aula Magna donde se realizará la presentación de la CME y la lectura del manifiesto por la educación elaborado por los estudiantes. A las 11.15h desfile hacia la Plaza de la Virgen portando los lemas, para sumarse al acto central.

Valencia (acto central)

27 de abril a las 12h

Plaza de la Virgen, Valencia

Acto de movilización. Los jóvenes activistas de colegios, institutos y universidades que han trabajado la Campaña en sus centros educativos se reunirán en la Plaza de la Virgen para pedir la palabra por la educación y reivindicar ante los representantes políticos sus propios lemas, acompañados por las entidades que forman parte de la SAME.

VALLADOLID

De momento centramos la campaña en:

– Día 28: Celebración de un aula en la calle, en un centro Cívico, ante 200 alumnos de 6 colegios, con invitación a Medios de comunicación y autoridades académicas y políticas.

Presentación audiovisual de la Campaña. 10 min

Manualidad sobre temática de la CME: 20 min

Juego colaborativo: 20 min

Taller intercultural: 20 min

Gesto y lectura de manifiesto

– Día 02 mayo: Un acto de calle tipo flashmob en la vía pública a las 20:00, por un Centro de formación profesional (educación infantil y animación sociocultural).

– Presentación de la CME antes de la SAME: en Fac. de Educación, CFIE, Escuela de Magisterio, Centro de formación profesional.

– Cursillo sobre ODS en Facultad de Educación y Trabajo social, oferta del mismo curso al CFIE (Centro de formación del profesorado)

– Reparto de materiales a centros educativos.

 

 

 

 

 

 

 

Entrevista con Cristina Álvarez, Coordinadora de la CME en España

Entrevista con Cristina Álvarez, Coordinadora de la CME en España

Cristina Álvarez inició su trayectoria como asesora para el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) en Sao Paulo, Brasil. Posteriormente cursó el Máster de Cooperación Internacional de la Universidad Pontificia de Comillas y, a partir de ahí, ha trabajado en varias ONG como investigadora y traductora.

¿Qué es la CME?
La Campaña Mundial por la Educación es un movimiento de la sociedad civil presente en más de 120 países y que reúne a organizaciones de todo tipo (ONG, sindicatos, grupos de educación no formal) con el objetivo de movilizar a la ciudadanía para que exija a los responsables políticos que se cumpla el derecho de todas las personas a una educación inclusiva, gratuita y de calidad para todas las personas.

¿Desde cuándo coordinas la CME-España? ¿Cuáles son tus funciones?

Me incorporé al equipo de la CME en España el pasado mes de julio. Mis funciones más importantes son coordinar el trabajo de los equipos funcionales (educación, comunicación, movilización e incidencia) y territoriales (estamos presentes en todas las Comunidades Autónomas). Trabajamos juntos en la elaboración de los materiales, el diseño de los actos de incidencia y en la difusión de nuestros mensajes. También me ocupo de coordinar este trabajo a nivel local y nacional con las iniciativas de ámbito internacional y los avances en otros países, para garantizar que estamos todos en la misma línea y maximizar así el impacto de la Campaña.

¿Qué puede hacer un ciudadano de a pie para contribuir a lograr los objetivos de la CME?

En primer lugar, informarse en los centros de nuestros equipos territoriales o a través de nuestra página web (www.cme-espana.org) de la situación de la educación en el mundo e interesarse por los millones de niños, niñas y jóvenes que por diversos motivos (conflictos, exclusión, falta de inversión) ven vulnerado su derecho a la educación, a pesar de los avances en los últimos años y de los compromisos adquiridos por los representantes políticos a nivel nacional e internacional.

 

El objetivo de la CME es velar por el cumplimiento del derecho a la educación en todo el mundo. Si se sienten movilizados por esa meta, queremos que se unan a nosotros para alcanzar nuestro objetivo común, difundiendo nuestros mensajes y movilizándose junto a los miles de niños, niñas y jóvenes que salen a la calle durante la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME). Tenemos que hacer ver al Gobierno que la ciudadanía se preocupa por el derecho a la educación de todas las personas del mundo, para que esta cuestión vuelva a ser una prioridad para nuestros Gobiernos.

¿En qué consiste la SAME?

Es uno de los momentos álgidos de la Campaña. Durante una semana los niños, niñas y jóvenes de todo el mundo salen a la calle para defender el derecho a la educación de todas las personas y visibilizar la situación de aquellos que no tienen acceso a él, con el objetivo de sensibilizar tanto a los responsables políticos como al conjunto de la ciudadanía. Cada año, los alumnos y alumnas trabajan a lo largo del curso un tema concreto relacionado con el derecho a la educación, y durante esa semana se movilizan para, desde la calle, transmitir sus demandas sobre el tema en cuestión; además, representantes de estos niños, niñas y jóvenes tienen la oportunidad de reunirse con sus representantes políticos a nivel local, autonómico y estatal para comunicarles sus preocupaciones y transmitirles sus demandas en relación al derecho a la educación. Además de estas manifestaciones y actos de calle, los distintos territorios suelen organizar también foros, juegos y otras actividades que permiten visibilizar y difundir los mensajes de la Campaña.

¿Cuándo se celebrará la SAME 2017 y cuál es su propósito?: La SAME 2017 se celebrará del 24 al 29 de abril bajo el lema “Pido la palabra por la educación”. El objetivo es pedir a los representantes políticos que se impliquen en la consecución del Objetivo de Desarrollo nº4 sobre educación, estableciendo una hoja de ruta y unos indicadores claros para su cumplimiento, y que garanticen que existen los espacios de participación necesarios para que la ciudadanía, la sociedad civil y especialmente las comunidades educativas puedan participar en estos procesos. Se trata de exigir la rendición de cuentas de los Gobiernos en relación al cumplimiento de los compromisos adquiridos con los ODS, y de garantizar que se tengan en cuenta las aportaciones de la ciudadanía – especialmente de niños, niñas y jóvenes, que suelen verse relegados a pesar de ser los principales afectados – en estos procesos. Es fundamental que se promueva la participación ciudadana y que hagamos oír nuestra voz en esta cuestión.

¿Cuál es la importancia de los ODS en el ámbito del derecho a la educación?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un marco internacional fundamental por el que todos los países del mundo se han comprometido a alcanzar, en 2030, 17 objetivos que harán que dentro de 15 años vivamos en un mundo más justo y sostenible. Uno de estos objetivos, el cuarto (ODS4), está dedicado específicamente a la educación: “Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. Este objetivo a su vez se divide en 10 metas que tienen que ver con la educación primaria y secundaria, la alfabetización de adultos, garantizar que todas las personas tengan acceso a la educación sin que nadie se quede atrás…. Es un objetivo que se puede cumplir, si existe la voluntad política y los fondos necesarios para hacerlo realidad. Y, si se cumple, estaremos mucho más cerca de garantizar el derecho a la educación para todas las personas.

 

Pero, además, el ODS4 es fundamental para lograr el cumplimiento del resto de los objetivos de esta Agenda, como los relacionados con el cambio climático o la discriminación de género. Los ODS son una Agenda integral (todos los objetivos deben cumplirse, no es suficiente con que se cumplan unos sí y otros no) y universal (son aplicables a todos los países). Ambas características los diferencian de sus predecesores (los Objetivos de Desarrollo del Milenio) y suponen un gran avance de cara a garantizar el derecho a la educación.

¿Desde la SAME 2017 qué compromisos se piden a nuestros políticos?

Como ya hemos señalado, lo que reclamamos a nuestros políticos es, en primer lugar, que den los pasos necesarios para cumplir con el ODS4. Este año es fundamental, porque es cuando nuestros Gobiernos tendrán que elaborar tanto los planes en los que definirán las medidas y políticas con las que piensan llegar a cumplir este objetivo, como los indicadores que permitirán medir si en 2030 lo hemos cumplido o no. Por otro lado, y de acuerdo con el espíritu de la agenda de los ODS, reclamamos que se establezcan los espacios necesarios para garantizar la participación de la ciudadanía en estos procesos. De ahí nuestro lema, “Pido la palabra por la educación”.

 

¿Qué tipo de actividades de movilización se llevarán a cabo en esta edición?

Como otros años, los niños, niñas y jóvenes que participen saldrán a la calle y se reunirán para expresar sus demandas con respecto al ODS4, demandas sobre las que habrán reflexionado a lo largo del curso y que expresarán ante sus conciudadanos y los representantes políticos en el transcurso estas actividades. El símbolo que unirá todos los actos será una mano, que levantarán antes de hablar para “pedir la palabra” por la educación. Por supuesto, invitamos a todos los ciudadanos y ciudadanos a unirse a ellos durante la última semana de abril.

 

Meta 8 del ODS 4: Adecuar las instalaciones escolares

Meta 8 del ODS 4: Adecuar las instalaciones escolares

Hoy hablaremos de la meta 8, que busca “construir y adecuar instalaciones escolares que respondan a las necesidades de los niños y las personas discapacitadas y tengan en cuenta las cuestiones de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos”.

Esta meta busca lograr escuelas centradas en los niños y niñas, que fomenten la participación democrática y promuevan la inclusión. No obstante, es un gran reto que pasa por conseguir infraestructuras adecuadas y ambientes inclusivos que aseguren un aprendizaje eficaz a todos los niños y niñas. Los espacios de aprendizaje deberían ser accesibles para todos, tener una ratio de alumnos razonable y disponer de instalaciones de saneamiento apropiadas para niños y niñas. A pesar de que el porcentaje medio de escuelas primarias con instalaciones de saneamiento adecuadas ha subido del 59% en 2008 al 68% en 2012 en 126 países en desarrollo, solo una de cada dos escuelas cumple este estándar en 52 de los países menos desarrollados.

En todo el mundo, hay entre 893 y 150 millones de niños y niñas con discapacidad. Las barreras físicas, culturales, políticas e institucionales impiden en muchos casos la protección y participación efectiva de los niños y niñas con discapacidad en la sociedad. Los niños y niñas con discapacidad se enfrentan a mayores niveles de pobreza, exclusión y discriminación.

Los niños y niñas con discapacidad tienen 10 veces menos probabilidades de ir al colegio que los niños y niñas que no tienen discapacidad. Incluso cuando van a la escuela, la falta de instalaciones adecuadas y entornos de aprendizaje inclusivos hacen que sus niveles educativos estén por debajo del de sus compañeros y compañeras, alimentado por una falta de entendimiento en las comunidades y el personal educativo de las necesidades especiales de los niños y niñas con discapacidad.

Kapri, de Sierra Leona, tiene 11 años, sufrió poliomielitis y tiene una discapacidad física. Va a un colegio accesible e inclusivo apoyado por Plan International en su comunidad y cuenta que le gustaría seguir estudiando y llegar a ser presidente de su país, para construir casas y colegios accesibles para todos.

Organizaciones como Plan International, comprometida con la Semana de Acción Mundial por la Educación,  trabajan para asegurar que todos los niños y niñas completan una educación inclusiva y de calidad sin discriminación o exclusión. En los últimos cinco años, el programa de educación inclusiva de la organización ha apoyado a niños y niñas con discapacidad en 40 países.

Las niñas se enfrentan a mayor exclusión y discriminación en la educación debido a su género y edad. Garantizar la seguridad de las niñas y las mujeres en los ambientes de aprendizaje es fundamental para que continúen su educación. Se estima que 246 millones de niños y niñas sufren abusos y violencia en el entorno escolar cada año, algo que las niñas sufren en mayor medida.

En muchas ocasiones, las escuelas no son lugares seguros para las niñas: la ausencia de instalaciones de saneamiento separadas para niños y niñas, la falta de conocimiento sobre higiene menstrual y la violencia de género en el entorno escolar hacen que las niñas tengan más probabilidades de abandonar su educación al llegar a la pubertad. En dos tercios de los países en los que hay disparidad de género en educación secundaria, son las niñas las que salen perdiendo.

Para Plan International, que trabaja por la igualdad a través del movimiento Por Ser Niña, conseguir la eliminación de la violencia de género en el entorno escolar tiene mucho que ver con la educación y el empoderamiento de las niñas, pero también con el cambio de ideas y actitudes de los niños y hombres. Los esfuerzos en el plano educativo deben ir acompañados de políticas y leyes promovidas por los gobiernos y la sensibilización y concienciación de las comunidades.

En la Semana Mundial por la Educación, las organizaciones que formamos parte de la CME recordamos que es necesario que pidamos la palabra por la educación y exijamos a nuestros representantes políticos y Gobiernos garantizar la construcción y adecuación de instalaciones escolares que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos y todas. El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible.

Meta 7 del ODS 4: Garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible

Meta 7 del ODS 4: Garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible

La semana pasada ya hablamos de la Meta 1 “Ningún niño, niña o joven sin educación”, de la Meta 2: “Que todos los niños y niñas reciban educación infantil“, de la Meta 3: “Acceso igualitario a la educación técnica y superior”, de la Meta 4: “Aumentar el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias” , de la Meta 5 “Eliminar las disparidades de género en educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables” y de la Meta 6 “Garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de personas adultas, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética”. 

Para lograr este objetivo, como bien se hace referencia en el ODS4, es necesario hacerlo, entre otras cosas, mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios. Es decir, a través de la promoción de una cultura de paz que consiste en el desarrollo de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida basados en:

  •  El respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la noviolencia por medio de la educación, el diálogo y la cooperación.
  • El respeto pleno de los principios de soberanía, integridad territorial.
  • El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.
  • El compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos.
  • Los esfuerzos para satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio ambiente.
  • El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres.
  • El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión, opinión e información.La adhesión a los principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo, diversidad cultural, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre las naciones.

La educación, a todos los niveles, es el medio esencial para construir esa cultura del diálogo, la tolerancia y la diversidad que exigen los nuevos retos a que se enfrenta la sociedad. Debe desarrollar las capacidades necesarias y proporcionar las herramientas adecuadas a los ciudadanos, para que puedan comprender la realidad social en la que viven y los problemas de la comunidad internacional de la que forman parte. Y, de esta manera, poder analizar y afrontar las distintas situaciones y conflictos con criterio propio y juicio ético, defender un sistema de valores basado en la justicia, la tolerancia y el respeto a la diversidad, contribuyendo a la construcción de la paz y la democracia.

La educación para la paz tiene como finalidad desarrollar en todas las personas las actitudes, comportamientos y valores en que se basa la cultura de paz,  para construir una ciudadanía más justa, más democrática, más solidaria y tolerante.

Los valores y principios que deben orientar la educación para la paz podrían extraerse del “Manifiesto 2000”, redactado por los premios Nobel de la Paz:

  • Respetar la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios y aprender a vivir con los demás.
  • Rechazar la violencia en todas sus formas: física, sexual, sicológica, económica y social, en particular hacia los más débiles y vulnerables, como los niños y los adolescentes
  • Compartir con los demás, cultivando la generosidad a fin de terminar con la exclusión, la injusticia y la opresión política y económica.
  • Conservar el planeta, promoviendo el consumo responsable y un modo de desarrollo sostenible que tenga en cuenta la importancia de todas las formas de vida y el equilibrio de los recursos naturales.
  • Contribuir al desarrollo de mi comunidad, propiciando la plena participación de las mujeres y el respeto de los principios democráticos, con el fin de crear juntos nuevas formas de solidaridad.

Los cuatro pilares de aprendizaje del Informe Jacques Delors “La educación encierra un tesoro” podrían considerarse también los cuatro pilares de la educación para la paz:

  • Aprender a conocer: dominar los instrumentos necesarios para comprender, conocer, descubrir… Es decir, aprender a aprender, para vivir con dignidad.
  • Aprender a hacer: poner en práctica los conocimientos y las competencias adquiridas.
  • Aprender a vivir juntos: comprender de los demás y conocer las distintas realidades, con el fin de evitar conflictos y solucionarlos de manera pacífica.
  • Aprender a ser: Desarrollo integral de cada personal para ser libre, autónomo y comprometido con su entorno -la comunidad donde vive-, con la humanidad y con el planeta

 El objetivo general de la educación para la paz debe consistir en crear un espacio de reflexión, de sensibilización y una práctica, tanto en el aula, como fuera de ella, acorde con una cultura de paz. Por ello la educación para la paz no puede limitarse sólo al contenido, sino que también está relacionado con la forma. Lo que implica a todos los profesionales de la educación. Es decir, la educación en valores de paz (cooperación, respeto, tolerancia, autoestima, comprensión…) debe desarrollarse en la forma de hacer educación.

 

Meta 6 del ODS 4: Garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de personas adultas, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética

Meta 6 del ODS 4: Garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de personas adultas, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética

La semana pasada ya hablamos de la Meta 1 “Ningún niño, niña o joven sin educación”, de la Meta 2: “Que todos los niños y niñas reciban educación infantil“, de la Meta 3: “Acceso igualitario a la educación técnica y superior”, de la Meta 4: “Aumentar el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias” y de la Meta 5 “Eliminar las disparidades de género en educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables”.

Hoy hablaremos de la meta 6. Que todos los jóvenes y una sustancial proporción de los adultos tengan competencias de lectura, escritura y aritmética es una de las metas cuantitativas que expresa un compromiso con la universalización de la educación básica para todos en 2030. El objetivo es que todos los jóvenes y una considerable parte de los adultos alcancen los niveles adecuados de alfabetización y competencias en aritmética que equivalgan a los niveles de conocimientos obtenidos al terminar la educación básica.

Aunque desde los pasados Objetivos del Milenio se ha alfabetizado a gran parte de jóvenes y adultos aún debemos afrontar importantes retos. Según los últimos datos publicados por la UNESCO en 2016, la tasa global de alfabetización fue del 85%, lo que representa que 758 millones de adultos carecen de alfabetización. Entre los jóvenes la tasa de alfabetización fue del 91%, lo que significa que aproximadamente 114 millones de jóvenes carecen de habilidades de alfabetización. En Asia meridional el 84% de los jóvenes están alfabetizados frente al 68% de las personas adultas, en África del Norte el 91% frente al 75% y en África subsahariana el 71% frente al 60%, siendo la República Centroafricana, Burkina Faso o Benín algunos de los países con peores tasas de alfabetización.

Para lograr las competencias de lectura, escritura y aritmética entre jóvenes y adultos debemos ampliar la perspectiva en su marco analítico. La alfabetización es un proceso de aprendizaje a lo largo de toda la vida: nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para aprender competencias en lectoescritura y aritmética. Es un proceso que dura toda la vida y guarda una gran relación con las actividades económicas, sociales y culturales que las personas desean o necesitan realizar en sus vidas diarias. La alfabetización debe formar parte de un conjunto de reformas educativas que promuevan el desarrollo de sistemas de aprendizaje y que adopten una planificación a largo plazo.

Swavis Nzeyimana, de 22 años, que asiste a clases de alfabetización básica en Tanzania junto al Servicio Jesuita a Refugiados, relata: “Ahora que he aprendido a leer y escribir, me siento más fuerte y más independiente y mi marido muestra más respeto hacia mí (…) He aprendido a calcular, puedo ver el beneficio cuando voy al mercado. Antes, estoy segura de que los comerciantes me solían engañar aprovechándose de mi ignorancia.’’

Apostar por la sexta meta del Objetivos de Desarrollo Sostenible 4 implica dotar a parte de la población de unas habilidades que les permitirán tener vidas más sanas, acceder al mercado laboral, ser incluidos socialmente y reducir la pobreza. Es totalmente necesario que todos los jóvenes sepan leer, escribir y aritmética para que puedan desarrollarse de una forma integral. Por ello, demostramos en la Semana de Acción Mundial por la Educación, la importancia de seguir el camino hacia la sexta meta del ODS4.

 

Meta 5 del ODS 4: Eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables

Meta 5 del ODS 4: Eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables

Del 24 al 29 de abril celebraremos la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME 2017), impulsada en España por la Campaña Mundial por la Educación (CME España). Este año las organizaciones implicadas tratamos de sensibilizar a los ciudadanos y ciudadanas para que conozcan y reivindiquen el cumplimiento del cuarto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS4), y del conjunto de la Agenda 2030 de educación, a la que se han adherido todos los Estados. El ODS4 está centrado en el derecho a la Educación y tiene 10 Metas.
La semana pasada ya hablamos de la Meta 1 “Ningún niño, niña o joven sin educación”, de la Meta 2: “Que todos los niños y niñas reciban educación infantil“, de la Meta 3: “Acceso igualitario a la educación técnica y superior” y, de la Meta 4: “Aumentar el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias”.

La Meta 5 propone eliminar las diferencias de género en la educación y asegurar que las personas más vulnerables tengan acceso a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional, incluidas aquellas con alguna discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situación de vulnerabilidad, para el año 2030
Igualdad de género: en relación a este aspecto, la meta 5 plantea que todos los niños y niñas, hombres y mujeres deberían tener iguales oportunidades de recibir una educación de calidad, alcanzar niveles formativos equivalentes y disfrutar por igual de las ventajas de la educación. Presta especial atención a las adolescentes y mujeres jóvenes, así como a las mujeres que viven en zonas con altos índices de pobreza y en zonas rurales remotas, ya que todas ellas tienen más probabilidades de enfrentarse a violaciones de derechos y problemas como la violencia de género, el matrimonio infantil, el embarazo precoz y la sobrecarga de tareas domésticas.
Tanto los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ONU) como la Agenda de Educación para Todos (EFA) destacaban la necesidad de asegurar que los chicos y chicas tengan un acceso igualitario a la educación. En este sentido, se han logrado progresos genuinos en paridad de género tanto en la educación primaria como en la secundaria, a pesar de que los promedios globales y regionales han enmascarado una continua brecha de género: individualmente, sólo el 63% de los países alcanzaron la paridad entre hombres y mujeres en primaria, y este porcentaje desciende a un 46% en secundaria y un 23% en secundaria superior. Además sus promedios enmascaran también grandes diferencias en colectivos concretos, como las mujeres pobres, y especialmente aquellas que viven en áreas rurales y grupos étnicos minoritarios.

Esta meta también indica que aquellas políticas encaminadas a superar las desigualdades de género resultarán más eficaces si forman parte de un conjunto de medidas que también promuevan la salud, la justicia, el buen gobierno y la emancipación del trabajo infantil.
Inclusión y equidad: asimismo, la meta 5 indica que todas las personas, sin distinción de sexo, edad, raza, color, pertenencia étnica, idioma, religión, ideas políticas o de otra índole, origen nacional o social, patrimonio o nacimiento, así como las personas con discapacidades, migrantes, pueblos indígenas y niños y jóvenes y, especialmente, quienes se encuentran en situaciones vulnerables o excepcionales, deberían tener acceso a una educación inclusiva y equitativa de calidad y a oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida.
Entre esos grupos vulnerables que requieren una atención especial y medidas específicas destacan las personas con discapacidad, los pueblos indígenas, las minorías étnicas y quienes viven en la pobreza.

Los ODS establecen unos indicadores de paridad, que relacionan estas cuestiones con el contexto en el que viven los alumnos y alumnas, ya que se comprueba que en países con índices altos de pobreza es más difícil acceder a la educación en igualdad de condiciones, así como evitar el abandono escolar. En el año 2000, sólo un 5% de los niños y niñas pertenecientes al quintil más pobre de la población asistían a la escuela, frente al 40% de los niños y niñas que lo hacían en el caso del quintil más rico. 10 años después, ese índice subió al 20% entre los más pobres y al 82% entre los más ricos. Por tanto, es necesario que se adopten medidas específicas dirigidas a estos contextos donde los y las jóvenes se encuentran en desventaja.
Sin embargo muchos Gobiernos no han entendido suficientemente la necesidad de observar, informar y actuar en relación a la inequidad educativa. El Global Education Monitoring Report (2016) afirma claramente que existe una información insuficiente en marcadores importantes de desigualdad como la discapacidad. No obstante, esperamos que la Agenda 2030 haga valer su lema de “no dejar a nadie atrás” y se traduzca en cambios positivos en este sentido.
La discapacidad es precisamente uno de los principales factores de discriminación y exclusión, y de hecho con frecuencia este colectivo ve vulnerado su derecho a acceder a una educación de calidad.

En 2006, la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad conminaba a los Estados firmantes a garantizar una educación inclusiva en todos los niveles. La agenda de los ODS también se fija como un objetivo fundamental requerir que los gobiernos garanticen un acceso igualitario a todos los niveles de la enseñanza y formación profesional independientemente del nivel de discapacidad.

Como organización representante de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en España (que es el colectivo entre la discapacidad que mayores dificultades de acceso a la educación), Plena inclusión ha participado activamente en la elaboración de la Observación General nº 4 del Comité de la ONU sobre los Derechos de las personas con discapacidad y las obligaciones que tienen los Estados miembro para garantizarla. En esta Observación, publicada el pasado 2 de septiembre de 2016, Plena inclusión realizó algunas propuestas y observaciones, entre las que destacan:

  • La inclusión de medidas específicas para alumnos con necesidades de apoyo extenso y generalizado.
  • La alusión al irreversible efecto de una inadecuada escolarización en el colectivo de niños y niñas con discapacidad intelectual o del desarrollo.
  • La inclusión de barreras concretas como la falta de liderazgo de los Estados, la falta de formación del profesorado y los currículos mal diseñados.
  • La garantía no sólo del acceso a la educación de este colectivo, sino también de la permanencia y progreso del mismo, habida cuenta de que la educación es la llave de entrada a otros derechos como el empleo.
  • Asegurar que los procesos de ajuste razonable cuentan con todas las partes y que su denegación esté suficientemente motivada.
  • Adopción de medidas de sensibilización que garanticen la eliminación de estereotipos asociados a la escolarización del alumnado con necesidades de apoyo extenso y generalizado.
  • Garantizar que las decisiones sobre la escolarización de estos alumnos sean apelables por la vía judicial, de forma rápida y eficaz.
  • La educación para el empleo debe formar parte de la educación inclusiva, para poder garantizar el empleo en igualdad de condiciones.
  • Incluir medidas de flexibilización laboral para las familias de estos alumnos y alumnas.

Es necesario que, como ciudadanos y ciudadanas, exijamos a nuestros representantes políticos y Gobiernos que adopten medidas para acabar con la desigualdad en el acceso a la educación de los colectivos más vulnerables, y garantizar este acceso sea igual para niños y niñas, sea cual sea su condición.

Meta 4 del ODS 4: Aumentar el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias

Meta 4 del ODS 4: Aumentar el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias

Con motivo de la SAME 2017, que este año se celebra del 24 al 29 de abril, trataremos de familiarizarnos con el ODS4, centrado en el derecho a la educación, y cada una de sus 10 metas. La semana pasada ya hablamos de la Meta 1 “Ningún niño, niña o joven sin educación”, de la Meta 2: “Que todos los niños y niñas reciban educación infantil y, de la Meta 3: “Acceso igualitario a la educación técnica y superior”. 

Hoy hablaremos de la de Meta 4.

META 4 DEL ODS 4: AUMENTAR EL NÚMERO DE JÓVENES Y ADULTOS CON LAS COMPETENCIAS NECESARIAS

Para lograr este objetivo y su meta, es preciso ampliar las posibilidades de acceso a la Enseñanza y Formación Técnica y Profesional (EFTP) garantizando su calidad, variedad de modalidades educativas y formativas para que así, jóvenes y adultos -en especial jóvenes y mujeres- puedan adquirir conocimientos y desarrollar sus capacidades, tanto cognitivas como no cognitivas, y ampliar sus competencias para conseguir un trabajo digno.

De esta manera los jóvenes podrán resolver problemas por ellos mismos, tener pensamiento crítico, creatividad, trabajo en equipo, habilidades comunicativas y resolución de conflictos para poder aplicarlos a gran variedad de ámbitos profesionales. Sumando a su vez, la posibilidad de completar y actualizar sus conocimientos y capacidades permanentemente mediante el aprendizaje durante toda la vida.

Actualmente, una de las principales capacidades que es necesario desarrollar para tener acceso a empleos de mayor calidad son las competencias digitales, entendidas como la capacidad de las personas para utilizar la tecnología de manera eficaz y creativa para gestionar y generar información, resolver problemas y comunicarse.  Sin embargo, existe una gran brecha digital entre los países más ricos y los más pobres, que puede deberse en gran medida a que en los países en desarrollo el acceso a los ordenadores es menor, tanto en los centros educativos como en los hogares. Teniendo en cuenta que en el mundo, según datos recogidos por Naciones Unidas, 103 millones de jóvenes no tienen un nivel mínimo de alfabetización y que, más del 60% de ellos son mujeres, es preciso reforzar la posibilidad de la adquisición de capacidades en estos dos grupos de riesgo.

La combinación de pobreza y la discriminación tienen un mayor impacto en la educación de las niñas y jóvenes. Las niñas, especialmente las adolescentes, enfrentan situaciones como la violencia sexual dentro y fuera de la escuela, el matrimonio temprano, la reticencia de los padres a invertir a largo plazo en su educación, frente a la ventaja inmediata de tenerlas como ayudantes en las tareas domésticas. Además la mala calidad de la educación, junto con la perpetuación de los estereotipos de género, limita el desarrollo de las adolescentes.

Las organizaciones comprometidas con la infancia como Plan International hemos unido nuestras fuerzas a través de la Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación para poder así ayudar a niños y niñas, jóvenes y mujeres adolescentes a tener más posibilidades de acceso a la educación y tengan la posibilidad de encontrar un trabajo digno y tener mejores oportunidades de futuro.

Los programas de Youth Soustainable Solutions (YSS) puestos en marcha por diferentes organizaciones como Plan International incluyen actividades que proveen a los jóvenes de la preparación efectiva necesaria para acceder al empleo como información y orientación profesional, educación, incluyendo formación financiera, social y económica y sobre hábitos de vida saludables; acceso a tecnología, desarrollo de negocios y microempresas. Asimismo, es necesario fomentar el aprendizaje de jóvenes y mujeres sobre tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), utilizando las herramientas que proporcionan las EFTP.

Es necesario que exijamos a nuestros representantes políticos y Gobiernos garantizar una educación gratuita, universal y de calidad, que los niños y niñas estudien al menos 3 años de educación secundaria y más tarde como jóvenes tengan acceso a la Enseñanza y Formación Técnica y Profesional (EFTP) supone un gran paso para romper el círculo de la pobreza ya que garantiza el desarrollo de habilidades y competencias específicas que les permitirán acceder a un trabajo digno.

Meta 3 del ODS 4: Acceso igualitario a la educación técnica y superior

Meta 3 del ODS 4: Acceso igualitario a la educación técnica y superior

Con motivo de la SAME 2017, que este año se celebra del 24 al 29 de abril, trataremos de familiarizarnos con el ODS4, centrado en el derecho a la educación, y cada una de sus 10 metas. La semana pasada ya hablamos de la Meta 1 “Ningún niño, niña o joven sin educación” y de la Meta 2: “Que todos los niños y niñas reciban educación infantilHoy compartimos la meta 3:

LA META 3 DEL ODS4: ACCESO IGUALITARIO A LA EDUCACIÓN TÉCNICA Y SUPERIOR

El acceso en condiciones de igualdad a una educación técnica y superior de calidad es la tercera de las metas enmarcada dentro del ODS4. Un objetivo que quizá pueda parecer menos urgente que otros, como el acceso a la primaria y la secundaria, pero que sin embargo es imprescindible para construir sociedades verdaderamente inclusivas y prósperas. Una educación superior de calidad constituye un requisito imprescindible para acceder a puestos de trabajo de mayor calidad y mejor remunerados y, sin embargo, en muchos lugares del mundo el acceso a estos empleos no se da en condiciones de igualdad.

Por otro lado, y a pesar de que desde la década de 1990 en la mayoría de los países para los que hay datos (el 77%) la mayoría de los graduados en educación superior son mujeres, esto no se refleja en el mercado laboral.   A pesar de un mejor acceso, es menos probable que las mujeres continúen en los niveles de educación superior y los campos de investigación. A escala mundial, las mujeres superan (aunque ligeramente) a los hombres a nivel de licenciatura, ya que suponen un 53% de las personas licenciadas – frente al 47% de los hombres. Las mujeres también representan una mayor proporción (54%) de los titulados de maestría. Sin embargo, más allá de este nivel, ocurre exactamente lo contrario: los hombres representan el 55% de los graduados de los programas de doctorado y el 71% de todos los investigadores.

Además, existe un claro sesgo de género en cuanto a los ámbitos de especialización. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de graduarse de cuatro amplios campos de educación terciaria: Educación; Humanidad y Artes; Ciencias Sociales, Negocios y Derecho; Y Salud y Bienestar. Por ejemplo, en los programas de educación, las mujeres representan más de dos terceras partes de los graduados en 86 de 109 países con datos disponibles en 2013.

En comparación, la mayor parte de los graduados en los ámbitos de Ciencia; Ingeniería, Manufactura y Construcción; y Agricultura son hombres. Entre estos programas, se observa un importante desequilibrio de género, concretamente en los ámbitos de la Ingeniería, la Manufactura y la Construcción. De hecho, los hombres representan más de tres quintos de los titulados en estos programas en 103 de los 105 países con datos disponibles en 2013.

Otro tanto ocurre con la investigación: sólo el 29% de los investigadores del mundo son mujeres. América Latina y el Caribe tienen la mayor proporción de mujeres investigadoras, con un 45%. Por el contrario, este porcentaje se reduce  al 23% en Asia. En todas las regiones, las mujeres investigadoras siguen siendo minoría en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. En la República de Corea, por ejemplo, sólo el 18% de los investigadores son mujeres, que suponen  sólo el 10% de las personas que trabajan en los campos de la ingeniería y la tecnología. Las investigadoras también tienden a trabajar en mayor medida en los sectores académico y gubernamental, mientras que los hombres dominan el sector privado, que ofrece mejores salarios y oportunidades. Este es el caso incluso en los países con una elevada proporción de mujeres investigadoras, como Argentina, donde el 53% de los investigadores son mujeres, pero éstas sólo representan el 18% de los investigadores empleados en el sector privado.

Los datos sugieren que es necesario poner en marcha políticas que permitan poner fin a esta desigualdad de género en determinados ámbitos de la educación superior y la investigación, desde políticas que alienten  a las niñas a continuar sus estudios de ciencias y matemáticas hasta condiciones laborales y políticas públicas que faciliten la conciliación familiar de ambos miembros de la pareja, lo cual contribuiría a superar los sesgos de género que persisten en muchos lugares de trabajo.

X