Día Internacional de la Lengua Materna

Día Internacional de la Lengua Materna

Hoy, 21 de febrero, se celebra en el Día Internacional de la Lengua Materna, que se centra en la importancia de la diversidad lingüística para el desarrollo sostenible.

El idioma de aprendizaje tiene un gran impacto en los resultados académicos

En la mayoría de los países del África subsahariana, la gran mayoría de los estudiantes, el 85%, no reciben enseñanza en el idioma que hablan en su casa. EInforme de Monitoreo Global de la Educación 2017/8 muestra que el 69% de los adultos con cinco años de escolarización en sistemas educativos que privilegian las lenguas indígenas podría leer una oración completa, en comparación con el 41% en sistemas coloniales o mixtosmld 1.

En Etiopía , los estudiantes comenzaron a recibir educación en su lengua materna en 1994. Esto aumentó el nivel de logro educativo en medio año y la probabilidad de que los estudiantes pudieran leer una oración completa en un 40% .

En Sudáfrica , una ley lingüística de la era del apartheid obligó a los sudafricanos negros de la provincia de Natal a recibir dos años más de educación en su idioma local que sus pares de otras provincias. Aunque la ley estaba destinada a excluir y discriminar, tuvo la consecuencia inesperada de que las tasas de alfabetización en Natal fueran un 3,5% más altas en Natal.

En el Informe de monitoreo de educación global de 2016,  se estima que el 40% de la población mundial aprende en un idioma que no hablan en su casa.

 

 

Balance y perspectivas tras la Conferencia de re abastecimiento de la Alianza Mundial por la Educación (AME)

Balance y perspectivas tras la Conferencia de re abastecimiento de la Alianza Mundial por la Educación (AME)

Nosotros, representantes de organizaciones nacionales, regionales e internacionales no gubernamentales, y organizaciones de la sociedad civil de todas las regiones del mundo, nos hemos reunido en el evento de las OSC en Dakar, Senegal, el 31 de enero de 2018. Este evento, organizado conjuntamente entre la Campaña Mundial por la Educación (CME), la Campaña de la Red Africana por la Educación para Todos (ANCEFA) y la Coalition des Organisations en SYnergie pour la Défense de l’Education Publique (COSYDEP), se ha celebrado con antelación a la Conferencia de financiación de la Alianza Mundial por la Educación (AME), programada para su celebración en Dakar del 1 al 2 de febrero de 2018.

Celebramos la llegada de la Conferencia de reabastecimiento financiero de la Alianza Mundial por la Educación (AME) y apoyamos con entusiasmo el objetivo establecido por la AME, que busca movilizar al menos 2.000 millones de dólares al año para 2020.

Tras nuestros debates, hemos adoptado esta declaración, que refleja las aspiraciones de la comunidad de las organizaciones de la sociedad civil, respecto a la implementación del ODS4:

1. Reafirmamos que la educación es un derecho humano fundamental que los estados deben dispensar de forma gratuita, a través de sistemas públicos inclusivos, transformadores de género y adecuadamente financiados. Por este motivo, la financiación de la educación pública y gratuita forma parte integral del derecho a la educación, y es una de las principales obligaciones de los gobiernos y la comunidad internacional. La AME debe garantizar que todo su trabajo va encaminado a reforzar el derecho a la educación.

2. Recordamos que la educación es fundamental para el logro de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de modo que, a no ser que veamos un cambio radical en la financiación de la educación que se dirija a los más marginados, las audaces ambiciones de la agenda ODS y, en concreto, las de la agenda ODS4/Educación 2030, continuarán estando desencaminadas, al menos en 50 años. La AME debe situarse al frente en la promoción de una financiación sostenible para toda la agenda ODS4. FINANCIAMIENTO SOSTENIBLE DE LA EDUCACIÓN Jornada de la Sociedad civil Declaración de las Organizaciones de la Sociedad Civil Conferencia sobre el Financiamiento de la AME, Dakar Adoptada a 31 de janeiro de 2018 2

3. Pedimos a los gobiernos que honren su compromiso de no dejar a nadie atrás invirtiendo más recursos para abordar las desigualdades y las múltiples desventajas a las que se enfrentan las niñas y los niños con discapacidades; aquellos que viven en áreas remotas o barriadas; aquellos de comunidades de pastoreo o migrantes; así como huérfanos, refugiados, personas de minorías étnicas y el resto de grupos que sufren discriminación. En particular, es fundamental un enfoque en la igualdad de género para lograr el derecho a la educación para todos. Pedimos a la AME que fortalezca su apoyo a la agenda completa ODS4/Educación 2030, incluyendo la alfabetización y la educación de personas jóvenes y adultas, así como la educación de la primera infancia.

4. El derecho a la educación incluye obligaciones estatales e internacionales clave. Los marcos legales y políticos establecen que los gobiernos deben aumentar los recursos internos para llegar al menos al 4-6% del PIB, y el 15-20% de los presupuestos nacionales. Afirmamos que el 6% del PIB y el 20% de los presupuestos nacionales, deben considerarse los mínimos para los países en desarrollo. Bajo ningún concepto debe darse una regresión en términos de financiación de la educación; incluso en situaciones de dificultad económica o conflicto. Los gobiernos deben gastar sus presupuestos en educación con más sensibilidad respecto a la equidad, la igualdad de género, la inclusión y la calidad. La acción para garantizar que los presupuestos son transparentes y los fondos se controlan de forma independiente, con la implicación de la sociedad civil, puede ayudar a garantizar que los nuevos recursos se conviertan en realidad sobre el terreno. La ayuda bilateral y multilateral debe aumentar al 0,7% y al menos al 30% de la ayuda a la educación debe asignarse a apoyar los esfuerzos multilaterales, como la AME. Por su parte, la AME debe utilizar su influencia para garantizar que los gobiernos están dedicando al menos el 6% del PIB y el 20% de sus presupuestos a la educación, midiendo esto como un porcentaje del ingreso total (como es la práctica establecida) y no tras el pago de deuda, controlando esto en estrecha línea con el requisito del modelo de financiación de la AME.

5. La falta de impuestos adecuados y justos priva a los Estados de los recursos requeridos para financiar de forma sostenible una educación púbica gratuita y de buena calidad. Los flujos financieros ilícitos que se estiman en 50.000 millones de dólares al año, sólo en África, también minan la financiación de la educación, y son una forma sistemática de corrupción. Deben darse pasos concretos para erradicar la corrupción a todos los niveles. Los gobiernos deben invertir urgentemente en crear una base fiscal más progresiva y expansiva; evitar otorgar dañinos incentivos fiscales, y actuar para contrarrestar los abusos fiscales. Los ministérios de finanzas deben participar en debates estratégicos que vinculen la justicia fiscal con los asuntos educativos. La AME debe ampliar de forma explícita su enfoque en la financiación interna, mirando más allá de la partida presupuestaria, para abordar el tamaño del presupuesto gubernamental general, por ejemplo, utilizando el indicador de tasas de impuesto a PIB, y alguna forma de medición de lo progresiva que es la base fiscal. La AME debe unir su voz a la llamada creciente por un cuerpo democrático inter-gubernamental con los recursos necesarios para establecer y hacer cumplir reglas fiscales y con el poder de gravar los grandes ingresos depositados en paraísos fiscales.

6. Reconocemos que el sector privado se dirige cada vez más a los sistemas educativos públicos como mercados rentables, dejando potencialmente de lado a la ciudadanía como propulsora clave de la política, haciendo más dominantes a las corporaciones y las organizaciones privadas en la toma de decisiones políticas. Pedimos a las empresas que apoyan a la AME y la Coalición empresarial mundial para la educación, que se muestren inequívocos en su apoyo al fortalecimiento de sistemas públicos transparentes y se comprometan a estar al frente de prácticas progresivas en sus propios asuntos fiscales (incluyendo el reporte por países). La AME busca expandir la participación del sector privado, pero esto siempre debe estar centrado en reforzar los sistemas gubernamentales y la responsabilidad de la educación pública respecto a la ciudadanía nacional. La AME debe ser explícita en no apoyar escuelas privadas de pago, negocios educativos lucrativos, y cualquier reforma que pueda generar sistemas educativos estratificados o desiguales o una mercantilización de la educación.

7. La privatización de la educación está inextricablemente vinculada a un proceso de limitación del acceso al conocimiento de las clases elitistas. Este proceso está segmentado y condicionado por la capacidad de pagar y la riqueza relativa, tanto entre familias como entre países. En este proceso generalizado, la lógica impulsada por el mercado se expande a todas las esferas de la vida y aumenta las desigualdades a nivel mundial; de tal modo, la privatización de la educación representa una barrera crítica que mina las posibilidades de establecer órdenes políticos democráticos e igualitarios.

8. En línea con la prioridad de la estrategia AME 2020, la AME debe enfocarse más a profesionalizar a los y las docentes, a menudo mujeres, como el paso más importante hacia la mejora de los entornos de aprendizaje y la calidad de la educación. No deberían apoyarse planes de sector educativos que promuevan el uso de profesoras y profesores no cualificados o no formados, con salarios bajos, que degradan la profesión. Para que cada niña y niño esté en la escuela primaria, necesitamos 1,7 millones más de profesores, hombres y mujeres; 1 millón más solo en África, y deben ser profesionales bien formados.

9. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se aplican a cada individuo y a todos los países sin distinción, por lo que, invertir en la educación de niños y niñas migrantes, incluyendo refugiados y solicitantes de asilo, es una obligación primordial de todos los Estados anfitriones. Del mismo modo, la educación de niñas y niños desplazados es también una obligación de primer orden. La AME debe garantizar que cuenta con los sistemas para responder a los distintos desafíos relacionados con el logro del derecho a la educación en países frágiles y afectados por conflictos y asentamientos de emergencia, incluyendo países ocupados, y todos los contextos en los que el derecho a la educación está más en riesgo. La AME debe trabajar para garantizar que iniciativas como La Educación no Puede Esperar están en total armonía y, si es posible, integradas en la AME.

10. La AME debe continuar su importante enfoque en la equidad, garantizando que los patrones de exclusión, la mala provisión y la falta de logros, se controlan estrechamente en cada país y contexto. Existe la urgente necesidad de seguir más sistemáticamente los pasos dados para 4 ofrecer una educación inclusiva, en particular para los niños y las niñas con discapacidades. La educación de las niñas es una de las intervenciones más transformadoras que puede realizar un país, y todos los obstáculos a la matriculación, la progresión y el logro de las niñas debe articularse claramente y abordarse en los planes apoyados por la AME. Nunca antes hemos sido tan conscientes del devastador impacto de los conflictos, las crisis y las emergencias en la educación. Las niñas se enfrentan a barreras particulares, debido a varias formas de discriminación que se pronuncian durante los conflictos, incluyendo la violencia de género y el matrimonio prematuro. Garantizar que se recopile información creíble de forma desagregada, es un paso importante hacia el avance de la equidad.

Como sociedad civil, prometemos buscar incrementos, entre países donantes y en desarrollo, de la partida presupuestaria destinada a la educación, el tamaño general de los presupuestos, la sensibilidad de las asignaciones para la equidad, y el escrutinio del gasto, para garantizar que los presupuestos educativos se utilizan de forma completa y efectiva en la práctica. Reconocemos que tenemos un papel concreto que jugar en el seguimiento de promesas y en ofrecer una supervisión independiente de los presupuestos educativos. Pedimos a gobiernos y donantes que respeten la participación de la sociedad civil, que acaben con la criminalización de activistas por la educación y que se opongan al estrechamiento del espacio de la sociedad civil. Pedimos de forma específica a la AME que haga de la participación amplia de la sociedad civil y del respeto a los derechos humanos, requisitos absolutos en su modelo de financiación. Queremos renovar nuestra voluntad de continuar trabajando en el diálogo dentro de la Alianza Mundial por la Educación y todos los socios de la AME, para trabajar juntos hacia la realización completa del derecho a la educación.

Día contra la Utilización de Menores Soldado

Día contra la Utilización de Menores Soldado

Según la ONU, actualmente hay 250.000 niños y niñas soldado en el mundo. La situación de inseguridad que provocan los conflictos, unida a contextos de pobreza y vulnerabilidad, hace que sean blancos fáciles para ser reclutados como menores soldado por algunos de los más de 50 grupos armados que existen en el mundo. A pesar de que no se dispone de datos sobre el número total de menores que han sido reclutados, el número de países y territorios que llevan a cabo esta violación de derechos humanos asciende al manos a 20, tal y como indica Naciones Unidas en su informe de 2016 “Los niños y los conflictos armados”. Afganistán, Colombia, Iraq, Israel y el Estado de Palestina, Líbano, Libia, Malí, Myanmar, República Árabe Siria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Yemen, Filipinas, India, Nigeria, Pakistán, Tailandia.

El número de casos de reclutamiento y utilización de niños documentados en Somalia y la República Árabe Siria se multiplicó por más de dos con respecto a 2015, y en Sudán del Sur se reclutaron y utilizaron 1.022 niños. En la cuenca del lago Chad, las actividades de Boko Haram siguieron expandiéndose desde Nigeria a los países vecinos y se perpetraron ataques contra los civiles en toda la región. La violencia sexual contra las niñas fue habitual en Nigeria, así como en otros países como la República Árabe Siria, la República Democrática del Congo, Somalia, el Sudán y Sudán del Sur.

Los niños y las niñas son reclutados por los grupos armados porque son más vulnerables y menos conscientes del peligro al que se exponen. No siempre participan activamente en las hostilidades, muchas veces son utilizados como mensajeros, guardaespaldas, detectores de minas, cargadores, vigías, cocineros o como fabricantes de bombas. Las niñas, en su mayoría, son obligadas a contraer matrimonio forzado o a convertirse en esclavas sexuales. Normalmente son reclutados a la fuerza, pero en algunas situaciones, unirse a un grupo armado se ve como una salida a situaciones de pobreza extrema, con limitadas oportunidades de empleo y situaciones de inseguridad, en las que la milicia puede proporcionar protección, comida y un sustituto de su familia. Estas situaciones truncan la vida de los menores, les priva de su derecho a tener una infancia digna y propia de su edad. La conflictividad mundial está en aumentando, con nuevos conflictos y otros enquistados que parecen no tener un final próximo, y en los que los menores son altamente vulnerables a ser reclutados.

La educación en estas situaciones ofrece protección a los niños y niñas que son reclutados por grupos armados.

 

Financiamiento basado en los resultados en la educación: ¿un desafío para la eficacia de la ayuda?

Financiamiento basado en los resultados en la educación: ¿un desafío para la eficacia de la ayuda?

Con motivo de la Conferencia de Financiamiento de la Alianza Mundial para la Educación (GPE, por sus siglas en inglés) celebrada en Dakar, Senegal, el Informe GEM ha publicado un nuevo documento de política sobre el financiamiento basado en los resultados (FBR) en la educación, una modalidad de financiamiento firmemente promovida por algunos donantes.

Los países donantes están bajo una presión creciente de demostrar claramente a sus ciudadanos qué proyectos de ayuda están financiando sus impuestos y si son una buena inversión. En muchos casos, los donantes han vuelto a redactar el contrato de ayuda, vinculándolo cada vez más con la consecución de resultados mensurables específicos.

La ayuda basada en los resultados está destinada a fortalecer la rendición de cuentas. También puede aumentar la conciencia entre los gobiernos asociados de los países en desarrollo sobre la necesidad de prestar más atención a los resultados que se buscan en última instancia. Puede ayudar a construir una cultura de seguimiento y evaluación de los resultados. Sin embargo, las suposiciones subyacentes de cómo funciona el enfoque pueden no estar confirmadas en la práctica, lo que podría reducir la eficacia de la ayuda. La evidencia sobre el éxito de la ayuda basada en los resultados todavía es escasa. Esto requiere un mayor debate sobre las ventajas y desventajas del enfoque y cómo adaptarlo antes de expandirlo.

Un enfoque cada vez más popular para financiar la educación

Los orígenes del pago por resultados en la ayuda se remontan a la Declaración de París de 2005 sobre la eficacia de la ayuda. Han surgido muchos enfoques de este tipo, los cuales varían según el nivel de resultado que se busca (desde los procesos institucionales hasta los resultados de aprendizaje) y el tipo de recompensa ofrecida (desde el pago o no de un monto específico a los desembolsos proporcionales al nivel del resultado alcanzado).

El Banco Mundial ha sido un defensor particularmente activo de la idea de que el financiamiento basado en los resultados ayuda a fortalecer los sistemas educativos y, en el Foro Mundial de Educación en 2015, se comprometió a duplicar los préstamos educativos basados en los resultados, a US$5 mil millones entre 2015 y 2020. Otros donantes también han apoyado este enfoque. Por ejemplo, el gobierno del Reino Unidodice que esta “nueva forma de financiación que hace que los pagos estén supeditados a la verificación independiente de los resultados… es una prioridad transversal de la reforma gubernamental”. Su Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID, por sus siglas en inglés) llamó su estrategia de pago por resultados de 2014 Afilar los Incentivos para el Desempeño y prometió convertirla en “una parte importante de la forma en que el DFID funcionará en el futuro”. Las nuevas reformas de la ayuda anunciadas por la ex secretaria del DFID, Priti Patel, en octubre de 2017 incluyeron la ampliación del uso del pago por resultados en el departamento.

Como parte de su nuevo modelo de financiamiento, en 2014, la GPE introdujo el principio de asignar una parte fija del 70% a los requisitos y una parte variable del 30% a los resultados. En enero de 2017, se incluyó una parte variable en la Subvención de Implementación del Programa del Sector Educativo de cinco países. El desembolso variable depende de la consecución de los objetivos de los Planes del Sector Educativo (PSE) del país y de resultados verificados en equidad, aprendizaje y eficiencia del sistema. Por ejemplo, Malawi debe aumentar en un 10% la proporción de mujeres por maestro en los grados 6 a 8 en sus ocho distritos más desfavorecidos. La República Democrática del Congo debe reducir los gastos directos en educación en un 20% para la quinta parte más pobre de los hogares.

Es posible que la ayuda basada en los resultados no cumpla con el principio de apropiación nacional

Los donantes dicen que los países están cada vez más entusiasmados con la adopción de enfoques basados en los resultados, pero el concepto se origina en los donantes. Los países receptores rara vez o nunca usan enfoques basados en los resultados para administrar la asignación de recursos nacionales, aparte de las subvenciones en bloque a los gobiernos locales, que a su vez se derivan de programas de donantes. La asignación presupuestaria no relacionada con la ayuda en los países receptores rara vez muestra tal flexibilidad y disposición para introducir un riesgo.

El principio de alineación con los sistemas nacionales se aplica de manera inconsistente. Los donantes suelen favorecer la canalización de recursos a través de proveedores no gubernamentales, apoyando la gestión privada de las escuelas públicas, los programas de vales y la construcción de escuelas. Sin embargo, la inversión para fortalecer las capacidades de las instituciones públicas no debe descuidarse. Además, hay evidencia, por ejemplo del Girls’ Education Challenge(Desafío de la Educación de las Niñas) del DFID, de que la mayoría de los proyectos no tienen un plan para ampliarse o hacer que su enfoque sea integral y sostenible dentro del sistema de educación pública. Avanzar hacia un principio de eficacia de la ayuda puede, por lo tanto, socavar otros.

UNesco23FFSi el objetivo es lograr un mayor énfasis gubernamental en los resultados, una pregunta razonable es preguntarse si sería mejor para los donantes desarrollar la capacidad de los sistemas estadísticos nacionales en lugar de esperar que los contratos de ayuda basados en los resultados inculquen una orientación general hacia los resultados.

Una evaluación del programa Girls’ Education Challenge del DFID elogió la orientación hacia los resultados de un conjunto diverso de proyectos, pero descubrió que la mayoría de los proveedores enfrentaron desafíos de capacidad de seguimiento y evaluación, y que un esfuerzo por llegar a más niñas perjudicó al objetivo de llegar a los más marginados. La evaluación también sugirió que los incentivos financieros no eran necesarios para mantener el enfoque en los resultados. La evaluación de la Comisión Independiente para el Impacto de la Ayuda (ICAI, por sus siglas en inglés) elogió igualmente las características innovadoras del fondo, pero cuestionó si las intervenciones pueden vincularse de manera sostenible a los sistemas públicos.

Por lo tanto, este enfoque no concuerda con la reforma de sistemas y el fortalecimiento institucional.

Todavía hay una serie de preguntas sin respuesta

¿Existe un riesgo de que los resultados estrechos desvíen los esfuerzos a resultados a corto plazo que son potencialmente incompatibles con, o se producen a expensas de, el desarrollo a largo plazo?

Los enfoques basados en los resultados están impulsados por el financiamiento a corto plazo, mientras que los resultados a los que realmente podríamos aspirar se realizan a largo plazo. Esto es especialmente cierto en el caso de la educación y del deseo de enfocarse en los resultados del aprendizaje. La educación no es un negocio de ganancia rápida.

¿El enfoque reduce la innovación y la motivación?

En última instancia, pasar gran parte del riesgo a los proveedores puede anular el potencial de innovación que tienen los enfoques de pago por resultados. Es probable que la efectividad de la ayuda para el desarrollo aumenta cuando los proveedores innovan para lograr resultados educativos. Sin embargo, pueden ser reacios a arriesgarse a innovar en la entrega si el pago depende de cierto éxito. La superposición de incentivos externos puede socavar la motivación intrínseca. Los actores con una gran motivación intrínseca pueden reducir sus esfuerzos si sienten que dichos controles cuestionan su compromiso. Asimismo, la privación de recursos por no lograr un resultado a pesar de realizar esfuerzos apropiados puede ser desmoralizador.

Puede que el pago por resultados funcione mejor donde menos se necesita

Los sistemas educativos con un claro sentido de propósito y objetivos alineados con los donantes que pueden permitirse tomar riesgos –pero también aquellos que suelen necesitar menos ayuda– son los que quizás se ajusten mejor al enfoque.

El pago por resultados podría ser simplemente otro intento de imponer condicionalidad a la ayuda, y uno que no aborda por completo los problemas que han obstaculizado la condicionalidad de la ayuda en el pasado. Una conclusión clave de la revisión de alto nivel del Banco Mundial de la condicionalidad de la ayuda a principios de la década de los 2000 sigue siendo relevante: “[Los donantes] deben abordar el diseño de la condicionalidad con un cierto grado de humildad, reconociendo que los problemas que enfrentan los países en desarrollo son complejos y a menudo no se prestan a una sola solución”.

Basar los desembolsos en resultados inciertos no resuelve –y tal vez exacerba– la imprevisibilidad de los flujos de ayuda, una crítica de larga data de las prácticas actuales de los donantes. El enfoque parece descartar por completo la idea de una financiación anticipada y predecible para aliviar las brechas de financiación en el desarrollo.

Hay pocos indicios de que la dinámica de la rendición de cuentas esté cambiando para los gobiernos cuya necesidad de ayuda para construir instituciones sólidas sigue siendo tan grande como siempre. Sigue abierta la cuestión de la rendición de cuentas de los donantes deseosos de trasladar el riesgo a los receptores de la ayuda menos preparados para soportarlo. Deberíamos caminar antes de correr.

Celebramos que España vuelve a ser donante de la Alianza Mundial por la Educación con un compromiso de un millón y medio de euros

Celebramos que España vuelve a ser donante de la Alianza Mundial por la Educación con un compromiso de un millón y medio de euros

El pasado viernes 2 de febrero concluyó en Dakar la Conferencia de Financiación de la Alianza Mundial por la Educación (AME), una cita del más alto nivel cuyo objetivo era movilizar fondos para fortalecer los sistemas educativos de los países en desarrollo, de modo que para 2030 todos los niños y niñas del mundo puedan ejercer su derecho a una educación infantil, primaria y secundaria inclusiva y de calidad. Esta Cumbre de Dakar ha sido la primera de este tipo organizada conjuntamente por un país donante miembro del G7, Francia, y un país en desarrollo, Senegal. También ha sido la primera en reunir a diez Jefes de Estado, tres ex Jefes de Estado y más de cien Ministros, que han demostrado así su compromiso con la causa educativa.

La Cumbre de Dakar ha cumplido con todas las expectativas previstas, tanto en términos de participación – con más de 1.200 participantes, incluyendo líderes de UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial, la sociedad civil, y el sector privado, además de la cantante Rihanna, que es embajadora mundial de la AME – como de compromiso económico: los donantes se han comprometido a aportar 2.300 millones de dólares (1.860 millones de euros) a la AME entre 2018 y 2020, aunque el mayor esfuerzo es el de 50 países en vías de desarrollo que anunciaron un incremento de su gasto público en esta materia hasta alcanzar o superar el 20% de sus respectivos presupuestos, lo que representa 110.000 millones de dólares hasta 2020, frente a los 80.000 del periodo anterior.

Para la Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación (liderada por Ayuda en Acción, EDUCO y Entreculturas) la mejor noticia surgida de Dakar es que todo el trabajo de movilización, incidencia política y presión que hemos desarrollado junto a Plan International, organización que representó a la CME en la cumbre, ha dado sus frutos: España, representada en la Cumbre por el Secretario de Estado de Cooperación Fernando García-Casas, vuelve a subirse al carro de los donantes en educación con un compromiso de un millón y medio de euros, y la voluntad de incrementar esa cantidad en los próximos años. Nuestro país se une así a otros donantes como la Comisión Europea, el Reino Unido, que anunció una inversión de 740 millones; Noruega, que contribuirá con 400 millones, o Francia, que comprometió 200 millones o Senegal, la primera nación africana en convertirse en donante de la AME con 2 millones. En este escenario, no cabe duda de que la aportación española es modesta y casi de carácter simbólico, pero tiene un enorme significado y trascendencia: puede ser el primer paso hacia un nuevo periodo en el que nuestro país recupere su papel como donante en el ámbito educativo, que había abandonado en el año 2011 (fecha de su última contribución a la AME).

Si bien el objetivo de la AME, fijado en 2.000 millones de dólares procedentes de los países donantes, aún está lejos de conseguirse, los resultados de la Cumbre de Dakar invitan a la esperanza. Los fondos movilizados hasta el momento permitirán extender el apoyo de la AME a los sistemas educativos públicos de hasta 89 países en desarrollo, llegando a un alumnado de 870 millones de niñas y niños mediante proyectos de formación de docentes, construcción de aulas,  distribución de manuales escolares y actividades específicas para la educación de las niñas. Se trata sin duda de un importante impulso a las iniciativas para lograr que los 263 millones de niñas y niños no escolarizados de todo el mundo – y que en pocos años podrían llegar a ser 500 millones si no se invierte la tendencia actual – puedan tener acceso a una educación de calidad e inclusiva

Cristina Álvarez, Coordinadora de la Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación,  afirma que “nos sentimos orgullosos de que España contribuya a hacerlo posible, aunque sea modestamente, esperando que éste sea el primer paso de un compromiso sólido, firme y ambicioso de nuestro país con la educación. Asimismo, queremos agradecer a todas las personas que durante estos días habéis seguido la web y las redes sociales de la CME y colaborado con nosotros en la difusión de nuestros mensajes; todos y todas habéis realizado también una contribución imprescindible para que hoy podamos daros esta buena noticia, ya que sin vuestro apoyo no habría sido posible”.

Por último, señalar que desde la Campaña Mundial por la Educación daremos seguimiento a este compromiso de España, trabajando tanto para garantizar su cumplimiento como para lograr que nuestro país aumente su aportación de fondos en los próximos años.

El Papa Francisco envía un mensaje de apoyo antes de la Conferencia de Financiación de la GPE

El Papa Francisco envía un mensaje de apoyo antes de la Conferencia de Financiación de la GPE

Su Santidad el Papa Francisco envió ayer un mensaje de apoyo y aliento a Julia Gillard, Presidenta de la Junta de la Global Partnership for Education (GPE), antes de la Conferencia de Financiación de la GPE que tendrá lugar en Dakar la próxima semana, una oportunidad histórica para que los países cumplan sus compromisos como donantes de fondos para la educación.

En una visita al Vaticano en mayo de 2017, Julia Gillard apeló a Su Santidad para continuar apoyando la educación de los niños más pobres, que es la misión de la GPE. En la carta, el Vaticano escribió: “Conscientes de que esta conferencia reunirá a Jefes de Estado y representantes de diversos países, incluidas organizaciones y empresas privadas e internacionales, el Santo Padre reza para que este encuentro pueda fortalecer los esfuerzos para proporcionar una educación integral para los niños de todo el mundo, especialmente los afectados por conflicto, hambruna y desigualdad “.

La carta termina con el Papa Francisco enviando sus bendiciones a todos los presentes en la conferencia de la próxima semana. En la Secretaría de GPE y desde la Campaña Mundial por la Educación, estamos profundamente honrados por el apoyo de Su Santidad y motivados para seguir trabajando en nombre de los millones de niñas y niños de todo el mundo que necesitan nuestra ayuda para obtener una educación de calidad.

La Cumbre de Dakar es una oportunidad histórica para que España cumpla sus compromisos como donante de fondos para la educación

La Cumbre de Dakar es una oportunidad histórica para que España cumpla sus compromisos como donante de fondos para la educación

A diez días para que se celebre la Cumbre de Dakar, la Campaña Mundial por la Educación (CME), se moviliza para pedir al Gobierno español que destine la financiación necesaria para garantizar el derecho a la educación de más de 264 millones de niños, niñas y jóvenes que actualmente no van al colegio. Para que todos los niños y niñas del mundo puedan recibir una educación infantil, primaria y secundaria de calidad, aún existiría un déficit de financiación estimado en 39.000 millones de dólares. El objetivo de la AME es movilizar esos fondos entre los países donantes.

El próximo 1 y 2 de febrero tendrá lugar la Cumbre de Dakar, con la que dará comienzo el tercer periodo de reposiciones (2018 – 2020) de la Global Partnership for Education (GPE) – Alianza Mundial por la Educación (AME) en español.

Creada en el año 2002, la AME es el principal fondo multilateral de educación y, gracias a las aportaciones de los países donantes, canaliza fondos para financiar el fortalecimiento de los sistemas educativos de los países en desarrollo y así garantizar el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 (Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje para todas las personas durante toda la vida) en el año 2030. La AME reúne a Gobiernos de países donantes y receptores, organizaciones internacionales, sociedad civil, organizaciones de profesorado, sector privado y fundaciones y trabaja en más de 65 países en desarrollo con el objetivo de que los más de 264 millones de niños, niñas y adolescentes de todo el mundo que actualmente no van a la escuela reciban una educación inclusiva y de calidad.

Todas las Coaliciones de la Campaña Mundial por la Educación se han coordinando para garantizar que todos los Gobiernos, están a la altura del reto esencial que afrontamos en la próxima década: garantizar el derecho a la educación de todas las personas y así construir un mundo más equitativo y sostenible. La Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación  (liderada por Ayuda en Acción, EDUCO y Entreculturas) junto a Plan International España, se han unido a la movilización de la sociedad civil internacional para instar a los países donantes a que demuestren su compromiso con la educación  realizando compromisos ambiciosos con la AME. Los miembros de la coalición se han dirigido a través de este escrito al Gobierno de España (Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, Vicepresidenta, Ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Alfonso María Dastis Quecedo, Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Fernando García Casas, Secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Luis de Guindos, Ministro de Economía, Cristóbal Montoro Romero, Ministro de Hacienda a la Presidenta de la Comisión de Cooperación del Congreso y a los portavoces de la Comisión de Cooperación del Congreso) exigiendo que estén a la altura del reto al que nos enfrentamos.

España forma parte de la AME desde 2006 y ha sido uno de los principales donantes, con una contribución total de 363 millones de dólares (un 7,54% del total), si bien su última  aportación se remonta al año 2011. Por eso, consideramos que la Cumbre de Dakar es una oportunidad histórica de que España recupere su papel como donante en el sector educativo, tanto de cara al cumplimiento de la Agenda 2030 como en el marco de la próxima aprobación del nuevo Plan Director de la Cooperación española. Concha López, directora general de Plan International en España, asistirá a la Cumbre como parte de la coalición de Plan International  y en representación de la AME, para incidir de manera especial en la necesidad de financiar la educación de las niñas en el mundo.

Cumbre de Dakar

La Cumbre de Dakar, organizada por los Gobiernos de Francia y Senegal, marca el inicio del nuevo periodo de reposiciones de la AME – es decir, el momento en que los países donantes, entre los que se encuentra España, deben empezar a comprometer sus fondos con la AME, que se ha marcado un doble objetivo: por un lado, lograr que los Gobiernos de los países del Sur movilicen sus recursos domésticos y que, para 2020, destinen el 20% de su presupuesto a educación. No obstante, para que todos los niños y niñas del mundo puedan recibir una educación infantil, primaria y secundaria inclusiva y de calidad, aún existiría un déficit de financiación estimado en 39.000 millones de dólares. El objetivo de la AME es movilizar esos fondos entre los países donantes, que deberían aportar un total de 3.100 millones de dólares entre 2018 y 2020, de tal manera que para 2020 la AME reciba unas aportaciones totales de 2.000 millones de dólares anuales.

 

Un día menos para financiar la educación

Un día menos para financiar la educación

Apenas quedan algo más de veinte días para la inauguración de la Cumbre de Dakar, que el próximo 1 y 2 de febrero reunirá en la capital senegalesa a Gobiernos de países del Norte y del Sur, organismos multilaterales, organizaciones de la sociedad civil, sector privado y fundaciones con un objetivo común: movilizar la financiación necesaria para cumplir con las metas establecidas en el ODS4 en 2030 y así garantizar el derecho a la educación a todas las personas del mundo.

Para ello, es necesario que los Gobiernos de los países del Sur incrementen sustancialmente los fondos que destinan a la educación, hasta que alcancen entre el 15% y el 20% de su presupuesto público nacional. No obstante, esto sería aún insuficiente para garantizar una educación infantil, primaria y secundaria de calidad a todos los niños y niñas del mundo en 2030. Según las estimaciones,  el déficit de financiación ascendería aún a 39.000 millones de dólares.

Aquí es donde entra en juego la Alianza Mundial por la Educación (AME), un mecanismo multilateral que desde 2002 canaliza los fondos de los países donantes a 65 países receptores, en los que ha conseguido facilitar el acceso a una educación primaria de calidad a 72 millones de niños y niñas, entre otros logros. Así pues, la AME es una herramienta de financiación imprescindible para hacer del derecho a la educación una realidad, especialmente entre los colectivos y los contextos más vulnerables. Por eso la próxima Cumbre de Dakar es un momento clave, ya que será cuando los Gobiernos de los países donantes comprometan sus fondos para contribuir a la financiación de la educación donde más se necesita.

Todas las Coaliciones de la Campaña Mundial por la Educación nos estamos coordinando para garantizar que todos los Gobiernos, tanto del Norte como del Sur, están a la altura del reto esencial que afrontamos en la próxima década: garantizar el derecho a la educación de todas las personas y así construir un mundo más equitativo y sostenible. Concretamente desde la Coalición Española de la CME trabajaremos para que nuestro Gobierno adopte algún compromiso en este sentido, ya que España ha sido un importante donante de la AME, pero su última aportación se remonta a 2011.

Os invitamos a ayudarnos difundiendo esta noticia y nuestros mensajes en redes sociales, de manera que entre todos y todas seamos capaces de hacer llegar a nuestros representantes públicos este mensaje: la educación necesita financiación y la necesita ya. No podemos esperar más. El momento es ahora. #FundTheFuture #EducationNow #TaxJustice

Puedes encontrar toda la información de la campaña aquí.

 

Declaración de la Campaña Mundial por la Educación sobre la crisis de Rohingya

Declaración de la Campaña Mundial por la Educación sobre la crisis de Rohingya

La Campaña Mundial por la Educación se encuentra horrorizada con los monstruosos e inhumanos actos de violencia contra la comunidad Rohingya en Myanmar. Estas atrocidades han provocado que más de seiscientas mil personas[1] (de las cuales, el 58 % son niños/as y el 60 % de las personas adultas son mujeres) huyan de sus hogares para buscar refugio en Bangladesh.

Cualquier forma de violencia y vulneración de los derechos humanos es inaceptable, y denunciamos con firmeza la negación de responsabilidad por este acto de limpieza étnica, por parte de los militares de Myanmar y el Gobierno NLD, liderado por Aung San Suu Kyi.

Elogiamos a Bangladesh por su apoyo y humanidad, abriendo sus fronteras y ofreciendo cobijo a los refugiados Rohingya, que llegaron traumatizados tras perder su sustento, sus hogares y, en algunos casos, miembros de sus familias.

La Campaña Mundial por la Educación exige un acceso humanitario sin restricciones a todas las comunidades necesitadas, y la seguridad, la protección y la coexistencia pacífica de todas las comunidades en el Estado de Rakhine. También exigimos que los miembros de la comunidad Rohingya que han tenido que huir de Myanmar, tengan el derecho a regresar, y que este regreso sea seguro, voluntario y sostenible.

En particular, la CME exige que la educación sea una parte fundamental de la respuesta humanitaria a esta crisis. La mayoría de refugiados que han huido a Bangladesh son niños, cuya resistencia frente a traumas inimaginables, puede fortalecerse si se les ofrece seguridad, estabilidad y, fundamentalmente, un entorno solidario de aprendizaje. Sin embargo, la educación es una de las áreas menos financiadas en la repuesta a la crisis de Rohingya, y la comunidad internacional debe hacer mucho más para dirigir fondos a la provisión del derecho a la educación de los niños, a pesar de las difíciles circunstancias.

No es aceptable que nuestros líderes miren para otro lado ante la crisis de refugiados de más rápido crecimiento del mundo. Por eso, apelamos a la comunidad internacional para que eleve su voz para resolver la crisis mediante la generación de presión sobre el gobierno de Myanmar para que acabe con los crímenes que se están cometiendo contra la comunidad Rohingya. Myanmar debe garantizar que se actúa contra aquellos que han perpetrado estas atrocidades, y para crear condiciones que garanticen que todos los refugiados Rohingya pueden regresar voluntariamente a su hogar de forma segura, sin miedo a nuevas persecuciones.

 

Desde la tribuna

Desde la tribuna

Hoy queremos compartir las reflexiones de Teresa Martín, representante del colegio San Estanislao de Kostka (Salamanca) sobre lo que supuso para ella poder compartir sus reflexiones y demandas sobre el derecho a la educación ante los diputados, diputadas, alumnado y docentes durante el acto central de la SAME 2017, el 21 de noviembre en el Congreso de los Diputados.

“Cierra los ojos. Concéntrate en las voces para ver. Susúrrale al silencio de tu mente un dictado del reposo de la sala. Describe el mutismo. Brío. Respira hondo y en el socavón de aire, entierra este frenesí. Por fin la calma.

Trajes, pancartas… una simbiosis entre educación y política donde los únicos colores son aquellos que descubren los niños en la mezcla de gamas. Micrófonos de papel para una memoria con voz de tinta. Comienzan los discursos.

Analiza las fases de euforia. Parece que todas las personas hablan con sus manos. Aplausos que suscriben la valía de los que, como privilegiados, trascienden su verdad.

Integra en tu causa la pasión por el ser humano; empodérate de la confianza en su bondad. Asume sus faltas a la conciencia, como propias; utiliza tus cinco sentidos para desarrollar en los demás un sexto.

No te pongas en pie al oír tu nombre. Nunca excedas de protagonismo en tus acciones. Recuerda que tu identidad es la de todo un colectivo. Busca sus miradas, amárralas a tus ojos y genera el reflejo cuando los desconocidos te observen. Ya estáis en la tribuna.

Olvida que existe un instante contemporáneo a la ansiedad. Recuerda que lo difícil es conseguirlo, no contarlo; que lo bochornoso es faltar a la verdad, no compartirla y que el escándalo está en incumplir programas, no en reclamar su compromiso.

Ya lo has conseguido. Presentar tu mundo es una forma de acoger a nuevos habitantes. Poner techo a valores que sólo encontraban muros.

Y ahora siéntate, lo harás por unos minutos. De nuevo eres un espectador de voces, que pasivo en la escucha, despliega su actividad en las calles. Presta atención a los aplausos, y por supuesto, secunda el protocolo con sinceridad. Cuando termines, ni se te ocurra meter las manos en los bolsillos, nada de esto habrá servido. Te contaré que debes utilizarlas de verdad, estrechándolas para trabajar, uniéndolas por los compromisos.

Es hora de marcharse. Terminó la visita por el mundo inteligible. Hoy hemos creado un orbe idealizado, y nuestra realidad debe aproximarse a él.

No somos principiantes en la misión. Hemos entregado un alma impúber a la plenitud de consciencia, y es ahora cuando todo torna posible al sentirse.

En la escuela aprendimos cosas extinguidas con borrador, más finitas que la vida de una tiza. Los libros no hablan, no educan ni sienten. Nadie recuerda las tapas o la editorial de los tomos, pero todos evocamos la cara y el nombre de aquel profesor que nos educó en la tarea de vivir”.

X