Reunión Mundial Sobre La Educación compromiso desde Bélgica para alcanzar el ODS

Reunión Mundial Sobre La Educación compromiso desde Bélgica para alcanzar el ODS

La Reunión Mundial Sobre La Educación tuvo lugar del 3 al 5 de diciembre de 2018 en Bélgica, Bruselas. Esta reunión consultiva tenía como objetivo revisar el progreso hacia los objetivos y compromisos globales con respecto a la educación en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Madeleine Zúñiga, nuestra vicepresidenta estuvo entre las personas que asistieron a la reunión y comparte su opinión sobre las principales conclusiones:

Un compromiso confirmado para alcanzar el ODS 4 y sus vínculos con los demás ODS, especialmente en relación con la pobreza y la desigualdad, la migración, el trabajo decente y el cambio climático:

  • La educación de adultos y la alfabetización recibieron un aumento de atención.
  • Los cuidados y la educación en la primera infancia fueron mucho más visibles en las declaraciones de los Ministros de Educación de diferentes países.
  • La Declaración Final destaca la importancia crucial de la participación de la sociedad civil en el debate político y en la toma de decisiones, así como una mayor participación de organizaciones de jóvenes, profesores y estudiantes.

 

La Reunión Mundial de Educación de 2018 revisasó el progreso hacia los objetivos y compromisos de educación global en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La Reunión Global reunió a la comunidad mundial para hacer un balance del progreso e identificar las áreas estratégicas prioritarias que requieren orientación política e intervención para el logro efectivo de la Agenda 2030 de Educación Global.

 

Esta reunión de alto nivel fue un hito en la evaluación de las políticas educativas, las estrategias y los desafíos en preparación para el Foro Político de Alto Nivel (HLPF) de 2019. El HLPF 2019 revisará en profundidad el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) centrado en la Educación (ODS4). Como tal, el tema de HLPF 2019 “Capacitar a las personas y garantizar la inclusión y la igualdad” enmarcará las discusiones en el GEM. Se prestará atención a las interrelaciones entre el ODS 4 y los Objetivos 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), 10 (Desigualdades reducidas), 13 (Acción climática) y 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas), prestando especial atención a Cuestiones de migración, desplazamiento y refugiados.

 

Los resultados de las cinco consultas regionales sobre educación 2030 realizadas a lo largo de 2018 serán informadas sobre la reunión mundial de educación (Conferencia panameña de alto nivel sobre educación en abril, consulta sobre educación 2030 en Asia y el Pacífico en julio; conferencia ministerial de América Latina y el Caribe en julio ; Consulta de Europa y Educación Norteamericana 2030 en octubre y Reunión Ministerial Árabe en noviembre), así como por Informes Nacionales Voluntarios. La reunión también se basará en el Informe de seguimiento de la educación mundial de 2019 que se lanzará el 20 de noviembre de 2018. Además de su evaluación continua del progreso hacia las metas de educación en la agenda de los ODS, el Informe examinará los procesos multifacéticos y las dinámicas que vinculan tanto a voluntarios como a Migración involuntaria y educación.

 

La Reunión Mundial de Educación reunió a unos 300 participantes, incluidos organismos de las Naciones Unidas y organizaciones afiliadas, organismos multilaterales y bilaterales, organizaciones regionales, la profesión docente, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, fundaciones, así como representantes de jóvenes y estudiantes, entre otros.

 

La reunión fue convocada por la UNESCO, en consulta con el Comité Directivo de SDG-Educación 2030, y organizada por Bélgica (Bruselas, del 3 al 5 de diciembre de 2018). El evento de tres días comprendió una reunión de altos funcionarios  con un foro de sesiones paralelas organizadas por los gobiernos y socios participantes en la tarde del Día 1 y un segmento ministerial a partir de la tarde del Día dos.

Campaña Mundial Por La Educación: Un Movimiento Global Integral, Democrático Y Plural

Campaña Mundial Por La Educación: Un Movimiento Global Integral, Democrático Y Plural

Después de 20 años de existencia, la Campaña Mundial por la Educación continúa fortaleciéndose y diversificando además de ser el movimiento más grande de la sociedad civil que trabaja a favor del reconocimiento de la educación como un derecho humano. La reunión de la 6ª Asamblea General de la CME y los procedimientos de elecciones exitosos atestiguan los verdaderos valores de la campaña mundial. Nuestro trabajo sigue siendo una red de colaboración que fortalece el impacto a nivel nacional, regional y global, e influye de manera significativa en los marcos y debates internacionales. La CME es un movimiento sólido e influyente, pero que conserva suficiente flexibilidad para adaptarse al contexto político de diversas realidades nacionales y regionales. Las elecciones celebradas fueron un hito crucial para promover los compromisos, valores y principios de la campaña mundial.

En comparación con elecciones anteriores, estas reuniones de las elecciones que se llevaron a cabo en la Asamblea Mundial de noviembre de la campaña fueron altamente diferenciales. Las reuniones de la campaña mundial retratan perfectamente a través de su completa presentación la clara dirección que estamos adoptando; que no solo somos activos, sino que estamos realmente comprometidos con el fomento de un movimiento educativo internacional que se posicione al lado de los más marginados; Somos un movimiento que trabaja para asegurarnos que haya una educación gratuita, obligatoria y de calidad universal para todos los niños del mundo, un movimiento que ha sido victorioso en la implementación en el terreno, lo que ha influido claramente en el cambio práctico real, no solo en la teoría. Cabe destacar que nuestras actividades impactan positivamente a los más vulnerables de la sociedad.

Ha llegado el momento de darse cuenta de que la construcción de este movimiento requiere de nosotros, de volver a examinar la estructura de las coaliciones que forman el “combustible” y el poder del movimiento global. Para ello, debemos amparar y empoderar el movimiento para así realzar su desarrollo y proteger a sus defensores.

Confiamos que con el espíritu de cooperación e integración y la diversidad de nuestra campaña, la naturaleza de los miembros, la diversidad de sus idiomas, las culturas y las aspiraciones, y el único sueño que nos une a todos, lograremos todo lo que deseamos, partiendo de las aspiraciones enraizadas en la legitimidad del derecho a la educación.

Con tal diversidad y la universalidad reflejada en la naturaleza de nuestras actividades, los miembros de la campaña mundial estarían encarnando el mosaico humano del universo en el que vivimos. Ellos presentan una imagen clara de la ciudadanía internacional para la siguiente etapa, lo que no es fácil, según los datos. La falta de fondos, la reducción del apoyo a la educación, la tendencia creciente hacia la privatización de la educación, así como los conflictos internos entre los países, son algunos de los desafíos a los que nos debemos enfrentar y superar, y eso requiere una acción sistemática, inclusiva y sostenible.

Debemos sentirnos orgullosos de que la CME sea uno de los movimientos sociales más nobles y efectivos de la era moderna, incluyendo a todos aquellos que luchan para garantizar el derecho a la educación.

La intensidad de los debates internos muestra la fuerza del movimiento en el que las ideas se integran con sus valores y principios, y espero que una vez que hayamos terminado y organizado los derechos administrativos y democráticos, comencemos inmediatamente a reanudar el trabajo sobre una base sólida, que se centre en la unidad de la ambición y la nobleza de nuestra misión.

Refaat es un activista clave de la educación y los derechos humanos en la región de Medio Oriente. A lo largo de los años, ha influido tanto en las organizaciones de la sociedad civil como en el gobierno para reconocer que la educación no es solo una mercancía, sino un DERECHO con todas las letras.

Fuente: Global Campaing for Education

Día Internacional de las Personas Migrantes

Día Internacional de las Personas Migrantes

Últimamente, parece que todos los días son el Día Mundial de algo. Del agua, de la educación, e incluso del retrete, que se celebró el pasado 19 de noviembre y sirvió para visibilizar la falta de acceso a instalaciones de saneamiento que sufren muchas personas en el mundo, y las consecuencias sanitarias que conlleva. Sin embargo, creo que pocos de estos “Días Mundiales” son tan necesarios, pertinentes y oportunos como el que se conmemora el 18 de diciembre: el Día Internacional de las Personas Migrantes.

un grupo de refugiados se dirige hacia la estacio¦ün de tren de Tovarnik en Croacia

La migración es un fenómeno tan viejo como el mundo, y me atrevería a decir que no existe ningún lugar del mundo cuya población no se haya conformado a través del aluvión, más o menos intenso y diverso, de personas de otros lugares. Según Naciones Unidas, la migración ha sido y es “una expresión valiente de la determinación individual de superar la adversidad y buscar una vida mejor”. Sin embargo, en los últimos tiempos las migraciones parecen suscitar preocupación entre la opinión pública, influida quizá por el desconocimiento de las realidades migratorias, el contexto de crisis económica y social y, sobre todo,  el áspero discurso del miedo que algunos se empeñan en instalar. Si bien la globalización y los avances tecnológicos han complejizado este fenómeno, en términos porcentuales no puede decirse que las migraciones hayan crecido exponencialmente. En 2017, el número de migrantes alcanzó la cifra de 258 millones, frente a los 173 millones de 2000. Sin embargo, la proporción de migrantes internacionales entre la población mundial es solo ligeramente superior a la registrada en las últimas décadas: un 3,4% en 2017, en comparación con el 2,8% de 2000 y el 2,3% de 1980.

En este contexto cabe destacar que, aunque muchas personas deciden migrar voluntariamente, hay millones de ellas que se ven obligadas a hacerlo por necesidades de distintos tipos: conflictos, fenómenos meteorológicos extremos, sequías, hambre, pobreza… En la actualidad, 68 millones de personas entrarían en esta categoría: 25 millones de personas refugiadas, 3 millones de solicitantes de asilo y 40 millones de personas desplazadas internamente. Es una cuestión que ocupa y preocupa al conjunto de la comunidad internacional, que en septiembre 2016 adoptó la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes, en la que se comprometía a proteger los derechos humanos de todas las personas refugiadas y migrantes; este compromiso se ha materializado hace apenas una semana con la aprobación en Marrakech del primer Pacto Mundial para la Migración, que aborda temas como el establecimiento de vías legales y seguras para la población migrante, entre otras cuestiones.

Desde la Campaña Mundial por la Educación, queremos reiterar nuestro compromiso con los derechos de las personas migrantes, y especialmente con su derecho a tener acceso a una educación equitativa, inclusiva y de calidad, máxime teniendo en cuenta que por ejemplo los desplazamientos forzosos afectan especialmente a los niños, niñas y jóvenes menores de 18 años, que constituyen el 51% de la población refugiada del mundo. En esta línea, y en el marco de la Semana de Acción Mundial por la Educación del pasado año, reclamábamos al Gobierno que recupere su compromiso de solidaridad y adopte las medidas necesarias para lograr que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española alcance el 0,4% de la Renta Nacional Bruta en 2020, incrementando paralelamente el porcentaje de ayuda destinado a la educación básica, que se ha reducido en un 90% en sólo siete años, a través de la asignación a esta partida de, al menos, un 8% de la AOD. Nuestra segunda petición tenía que ver con la educación en situaciones de emergencia, que debería ser un pilar fundamental de nuestra ayuda humanitaria y a la que esperamos que nuestro país destine al menos un 4% de su presupuesto de ayuda humanitaria, aspirando a que dicha cifra alcance, eventualmente, un 6%.

 

 

Día Internacional de los Derechos Humanos: la Utopía que nos hace avanzar

Día Internacional de los Derechos Humanos: la Utopía que nos hace avanzar

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y (…) deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.  Así reza el primero de los treinta artículos que conforman la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que fue adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas tal día como hoy hace ya cuarenta años, en 1948. La humanidad, agotada tras años de guerras y miseria, decidió dotarse de un instrumento legal que permitiera proteger a todas  las personas frente a la violencia, la pobreza y las humillaciones, sentando las bases de un principio que rige nuestra convivencia en este planeta: que todos los seres humanos, por el mero hecho de serlo, deben disfrutar y ejercer una serie de derechos que les son inalienables, “sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición”. Esta Declaración establece además que los Estados tienen la obligación de garantizar y proteger el ejercicio de estos derechos.

Se trata de un documento histórico, que expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Un avance sin precedentes como personas y como sociedades, una brújula consensuada y compartida por todas las personas que nos orienta en el camino hacia un mundo más justo y digno. Me atrevería a afirmar que, en la actualidad, nadie se atrevería a manifestarse en contra del contenido de esta Declaración, al menos abiertamente. Parece obvio: prohíbe la discriminación, la tortura o la violencia arbitraria y protege la libertad de conciencia, la de movimientos y la igualdad de las personas, entre otras cuestiones. Y, sin embargo, cuarenta años después, estos derechos se siguen vulnerando todos los días; incluso hay quienes, con sus actos y declaraciones, los niegan o directamente los atacan. Pensemos, por ejemplo, en los Artículos 13 (13.2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país) y 14 (14 1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país) y reflexionemos sobre lo que está ocurriendo en el Mediterráneo y en los países de una Europa que nació con el sueño de ser ejemplo de tolerancia, dignidad y respeto. Pensemos en los miles de periodistas que cada año son asesinados por garantizar nuestro derecho a la información en Siria, Rusia, o México, o en los casi 821 millones de personas que sufren privación crónica de alimentos (hambre, para entendernos), y cuyo número no ha dejado de aumentar desde hace tres años.

En esta línea, imposible olvidar también a los 262 millones de niños, niñas y adolescentes de todo el mundo que no están ejerciendo su derecho a la educación. Porque, aunque a veces parecemos olvidarnos, la educación (gratuita) es también un derecho de todas las personas, consagrado en el Artículo 26 de esta Declaración Universal, que entiende la educación no como la mera transmisión de conocimientos, sino como una educación que debe tener por objeto “el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”.

Desde la Campaña Mundial por la Educación, queremos aprovechar este Día Internacional de los Derechos Humanos para reafirmar nuestro compromiso con su defensa y cumplimiento, especialmente en el caso del derecho a la educación, así como para invitar a  todos nuestros lectores y lectoras a unirse a nosotros en esta celebración reivindicativa. (Re)leamos la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Conozcamos nuestros derechos. Celebrémoslos. Defendámoslos en nuestro día a día. Luchemos para que todas  las personas del mundo puedan ejercerlos. No olvidemos que, a pesar de sus constantes vulneraciones, son nuestro mayor orgullo como humanidad, ya que constituyen la hoja de ruta que nos hemos marcado hacia un mundo más digno, más justo. Son, en palabras de Galeano, la utopía que debería mover el mundo: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para avanzar.” Avancemos. Soñemos. Luchemos juntos y juntas hasta que un día la utopía deje de serlo.

Por Cristina Álvarez, Coordinadora de la Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación.

 

Global Education Meeting en Bruselas

Global Education Meeting en Bruselas

Unos 350 ministros, funcionarios, representantes de organismos de desarrollo y otros asociados de todo el mundo, entre ellos la Campaña Mundial por la Educación, harán balance de los progresos realizados en el cumplimiento de los objetivos educativos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de 2030 durante la Reunión Mundial sobre la Educación, que se esta celebrando del 3 al 5 de diciembre en Bruselas (Bélgica).

Esta Reunión Mundial, primera desde que se aprobó el Programa de Desarrollo Sostenible en 2015, se centrará en la necesidad de reducir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, en la educación y gracias a ella. También se examinarán los vínculos entre la educación y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre Trabajo Decente y Crecimiento Económico, Reducción de las Desigualdades, Acción Climática y Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.

Organizada por la UNESCO en consulta con el Comité Directivo del ODS-Educación 2030, y acogida por el gobierno de Bélgica, la reunión abordará prioridades urgentes en un mundo que todavía cuenta con 262 millones de niños, adolescentes y jóvenes sin escolarizar. Los datos también muestran que seis de cada diez niños, niñas y adolescentes ­–o sea, 617 millones– son incapaces de leer una frase simple o de manejar cálculos matemáticos básicos. Más de dos tercios de ellos asisten a la escuela, lo que pone en relieve la urgente necesidad de mejorar la calidad de la educación que se ofrece actualmente.

Durante la reunión, cuatro paneles ministeriales de alto nivel se centrarán en:

– Empoderar a las personas y garantizar la inclusión y la igualdad entre los sexos en la educación;

– Garantizar el derecho a la educación de los migrantes y los refugiados;

– Repensar el papel de los profesores en un paisaje cambiante;

– Habilidades y recualificación para la vida y el trabajo.

La reina Matilde de Bélgica inauguró oficialmente la reunión (4 de diciembre, 14:00 horas) junto a la subdirectora general de Educación de la UNESCO, Stefania Giannini, la embajadora Inga Rhonda King, pesidenta del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, y Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deportes, con un discurso de apertura a cargo de la vicesecretaria general de la ONU, Amina J. Mohammed.

Puedes seguir todo lo relativo a la Reunión en:

Los niños desplazados con discapacidades enfrentan múltiples barreras

Los niños desplazados con discapacidades enfrentan múltiples barreras

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2019, publicado hace dos semanas, se centra en la migración y el desplazamiento. Al hablar de las personas desplazadas con discapacidad, empieza por evocar una premisa establecida por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, el hecho de que tener un impedimento no crea en sí mismo una discapacidad; más bien, lo que “discapacita” es una sociedad que no logra incorporar y ayudar. Para los niños refugiados que viven con una discapacidad y que han sido obligados a abandonar sus hogares, la falta de asistencia en sus nuevos entornos es particularmente dura.

1

Un familiar empuja la silla de ruedas de John por los caminos de tierra del Campamento 3 para la protección de civiles del en Juba. Los caminos irregulares dificultan el movimiento de las personas con discapacidades físicas por los campamentos. Crédito: 2017 Joe Van Eeckhout para Human Rights Watch.

El Informe enfatiza que se necesitan más datos para ayudar a los gobiernos a facilitar la integración de los refugiados que viven con una discapacidad. La falta de datos, junto con el uso de métodos anticuados para medir la discapacidad, dan una imagen distorsionada de la escala y la naturaleza del problema.

El concepto monolítico de “discapacidad” no es útil para monitorear y diseñar respuestas. Las necesidades varían dramáticamente según el tipo de discapacidad que tienen las personas. Una encuesta de Pakistán muestra que los refugiados con dificultades para ver tenían la mayor probabilidad de asistir a la escuela (52%), mientras que aquellos con dificultades de autocuidado tenían la menor (7,5%).

2

Tasa de asistencia escolar de jóvenes refugiados afganos de 5 a 18 años, Pakistán, 2011

Un niño con una discapacidad no puede hacer un viaje difícil por un largo camino de tierra o subir varios tramos de escaleras a su aula diariamente. Sin embargo, las escuelas a las que asisten los refugiados suelen ser improvisadas o difíciles de alcanzar, tanto en los campamentos como en las ciudades.

En sus países de origen, es posible que los niños tuvieran acceso a un transporte gratuito que los llevara a la escuela; tales instalaciones son poco frecuentes en un entorno de refugiados. La pérdida de computadoras y otras herramientas tecnológicas que empoderaban y capacitaban a los niños con discapacidades en su hogar también pueden cambiar sus vidas. Nuestro Informe cita el ejemplo de un niño refugiado sirio que se vio gravemente afectado por la pérdida de la computadora con la que se comunicaba, aprendía y jugaba.

La calidad de la educación se ve afectada en todas sus dimensiones en las situaciones de desplazamiento, y los maestros a menudo mencionan la falta de formación para hacer frente a sus nuevos entornos escolares. La formación para los maestros sobre cómo apoyar a los estudiantes con una discapacidad es aún menor. Muchos ni siquiera son maestros formados, sino trabajadores poco remunerados o voluntarios empleados por ONGs. Si se cobran cuotas, es posible que las familias refugiadas no envíen a sus hijos con discapacidades a la escuela, priorizando las necesidades de sus hermanos sin discapacidades. También pueden ocultar las discapacidades de sus hijos debido al estigma social, o al temor al rechazo por parte de las autoridades de inmigración o del gobierno. Los datos muestran que, entre los refugiados con discapacidades, los niños, las niñas, los adolescentes, las personas mayores y las minorías étnicas y lingüísticas son las que más sufren debido a la agregación de desventajas.

Los hallazgos del Informe muestran que hay dos cambios fundamentales en los contextos de los refugiados que ayudarían a reducir las barreras a la inclusión de los refugiados con discapacidades. Uno de ellos es la voluntad política. Se ha elogiado a Uganda por dirigir el financiamiento de la formación profesional y la generación de ingresos hacia los refugiados discapacitados, aunque dicho financiamiento debe ser a largo plazo para lograr un cambio real.

El otro es la necesidad vital de informar a los grupos locales para las personas con discapacidades sobre la presencia y las necesidades de los refugiados discapacitados. Esta falta de información, junto con las barreras lingüísticas, puede significar que los refugiados discapacitados pierdan el apoyo y la abogacía de las ONG locales. Los refugiados en Uganda se han beneficiado del diálogo entre las organizaciones locales de personas con discapacidades y las agencias de refugiados y desarrollo presentes en el país. Este diálogo no solo mejora sus condiciones, sino que también enseña a los refugiados afectados a abogar por sí mismos y les ayuda a desarrollar su conciencia sobre sus propios derechos.

Aprovechando la dinámica en torno al 25º aniversario de la Declaración de Salamanca de 1994 sobre la educación inclusiva, el Informe GEM 2020 sobre la inclusión examinará cómo la superposición de desventajas afecta a una amplia gama de niños vulnerables en todo el mundo. Explorará la exclusión de la educación de muchos grupos, incluidos los niños en entornos de conflicto, los nómadas y los niños en zonas rurales remotas y de minorías étnicas y lingüísticas, pero sobre todo examinará la discapacidad. Lea la nota conceptual y la consulta (ahora concluida), que ya ha recibido alrededor de 5.000 visitantes y más de 150 comentarios en línea y por correo electrónico.

Los inmigrantes y los refugiados corren un alto riesgo de segregación en diferentes escuelas y circuitos escolares más lentos en los países europeos

Los inmigrantes y los refugiados corren un alto riesgo de segregación en diferentes escuelas y circuitos escolares más lentos en los países europeos

El martes, publicamos el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) 2019 sobre la migración y el desplazamiento. Al mirar a las diferentes personas en movimiento, aparecen diferentes problemas y desafíos para diferentes regiones. Hoy veremos un desafío clave para la educación de los inmigrantes en Europa, donde a menudo terminan segregados en diferentes escuelas o en circuitos escolares más lentos, a menudo profesionales. Esto agrava sus desventajas educativas y exacerba los prejuicios, creando una reacción de “ellos” y “nosotros” en los países de acogida.

 

Dos tercios de los migrantes van a países de altos ingresos, donde representan casi uno de cada cinco estudiantes. Pero están repartidos desigualmente en las escuelas. En Berlín, por ejemplo, una de cada cinco escuelas primarias inscribe el doble de estudiantes con antecedentes inmigratorios que aquellos que viven en su área de captación. En 2017, en Italia, más del 30% de los estudiantes en un 17% de las aulas de primaria eran estudiantes nacidos en el extranjero de primera generación.

En Francia, cinco veces más niños de inmigrantes no comunitarios que hijos de padres franceses o de la UE asisten a la escuela secundaria inicial en las zonas desfavorecidas. En los Países Bajos, algunas escuelas ahora tienen un 80% de estudiantes inmigrantes. También encontramos que era más probable que los hablantes no nativos en el Reino Unido asistieran a la escuela con hablantes nativos desfavorecidos.

UNESCO_GEMReport19_complete_infographics_SPA4

Esta segregación se ve agravada por los estudiantes nativos que se mudan de las escuelas donde puede haber una alta concentración de inmigrantes a barrios más ricos, por ejemplo, en Dinamarca y los Países Bajos. En los Estados Unidos, por cada cuatro estudiantes nuevos que no hablan inglés en la educación secundaria pública, un estudiante nativo se cambió a una escuela privada. Como discutimos en el Informe GEM del año pasado, la elección escolar está exacerbando las desigualdades; encontramos que contribuyó a incrementar la polarización étnica de las escuelas en Australia.

box 1 sp

Describimos algunas de las políticas que los países han probado para abordar esta segregación, ayer, en el evento de lanzamiento global para el Informe en Berlín. La comunidad francófona en Bélgica, por ejemplo, intentó hace algunos años introducir un sistema de lotería para la asignación escolar, que anuló la ley anterior que asignaba a las escuelas por proximidad. Pero esta iniciativa, a su vez, fue sustituida por un enfoque más débil basado en alianzas entre escuelas. Francia intentó cambiar las fronteras de las áreas de captación, pero la consecuencia fue que muchos padres de clase media cambiaron a sus hijos a escuelas privadas en ciudades como Marsella. Italia estableció una cuota de un máximo de un 30% de estudiantes “nacidos en el extranjero” por clase, pero aún así, casi el 20% de las aulas superó este límite.

Si no los separan por escuela, nuestro informe también encontró que muchos países separan a los alumnos de bajo rendimiento en circuitos menos exigentes. Y, si bien la capacitación profesional puede motivar a los estudiantes desfavorecidos desanimados por los circuitos más académicos, también puede comprometer las oportunidades subsecuentes de los estudiantes con antecedentes inmigratorios. Esta manera de clasificar por habilidades también conduce a la desigualdad y a una asociación más fuerte entre el entorno social y los resultados de los estudiantes.

 

Pero este tipo de separación por circuitos empieza a los 10 años en Austria y Alemania. En Alemania, incluso después de tomar en cuenta los puntajes de los exámenes de lectura y matemáticas, era siete puntos porcentuales más probable que se recomendara que los inmigrantes, en comparación con sus compañeros nativos, fueran asignados al circuito más bajo.

También encontramos los mismos problemas en otros países: habían más de cinco veces más estudiantes de ascendencia marroquí en formación profesional en los Países Bajos, por ejemplo, en comparación con los holandeses. Y esta separación por circuitos es una desventaja particular para los estudiantes varones con antecedentes inmigratorios.

Los niños migrantes y refugiados del mundo actualmente podrían llenar medio millón de aulas

Los niños migrantes y refugiados del mundo actualmente podrían llenar medio millón de aulas

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2019 de la UNESCO, Migración, desplazamiento y educación, se publica hoy en presencia de la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, en Berlín. El informe muestra que, en la actualidad, el número de niños migrantes y refugiados en edad escolar en todo el mundo ha aumentado un 26% desde 2000 y podría llenar medio millón de aulas.

El Informe destaca los logros y las deficiencias de los países para garantizar el derecho de los niños migrantes y refugiados a una educación de calidad, un derecho que sirve a los intereses tanto de los educandos y como de las comunidades en las que viven.

El derecho de estos niños a una educación de calidad, aunque se reconozca cada vez más en teoría, es desafiado diariamente en las aulas y en los patios escolares y algunos gobiernos lo niegan rotundamente. En los dos años que han pasado desde la histórica Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes de 2016, los refugiados han perdido 1.500 millones de días de clases.

Sin embargo, se ha avanzado en la inclusión de los refugiados en los sistemas educativos nacionales, como se observa en ocho de los diez principales países de acogida de refugiados. Los defensores incluyen países de bajos ingresos como Chad, Etiopía y Uganda. Canadá e Irlanda se encuentran entre los líderes mundiales en la implementación de políticas de educación inclusiva para inmigrantes.

Como sostiene la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay: “Todos pierden cuando se ignora la educación de los migrantes y los refugiados. La educación es la clave de la inclusión y la cohesión. El aumento de la diversidad en el aula, aunque es un reto para los maestros, también puede mejorar el respeto por la diversidad y es una oportunidad para aprender de los demás. Es la mejor manera de hacer que las comunidades sean más fuertes y más resilientes”.

Refugiados: La mitad de las personas desplazadas por la fuerza en el mundo tienen menos de 18 años. Sin embargo, muchos países los excluyen de sus sistemas educativos nacionales. Los niños que buscan asilo y están detenidos en países como Australia, Hungría, Indonesia, Malasia y México tienen un acceso limitado o nulo a la educación. Los refugiados rohingya en Bangladesh, los refugiados burundeses en la República Unida de Tanzania, los refugiados karen en Tailandia y muchos refugiados afganos en Pakistán solo pueden recibir una educación en escuelas separadas, no formales, comunitarias o privadas, algunas de las cuales no están certificadas. Algunos de estos países de acogida no proporcionan a los estudiantes refugiados la enseñanza de idiomas que necesitan para lograr la integración social y adquirir buenas perspectivas de empleo.

Kenya, por ejemplo, permite que los refugiados se beneficien de su currículo educativo nacional, pero no logra una inclusión total porque sus estudiantes refugiados viven en campamentos donde no pueden interactuar con sus compañeros kenianos. Líbano y Jordania, que albergan el mayor número de refugiados per cápita, no cuentan con los recursos necesarios para construir más escuelas. Por lo tanto, han establecido sesiones escolares separadas, por la mañana y por la tarde, para los niños ciudadanos y los niños refugiados, lo que limita la interacción entre los dos grupos.

El Informe reconoce las considerables inversiones realizadas por países como Rwanda y la República Islámica del Irán para garantizar que los refugiados asistan a la escuela junto a sus ciudadanos. Turquía se ha comprometido a incluir a todos los refugiados en su sistema educativo nacional para el año 2020, al igual que siete países en África Oriental. Uganda ya ha cumplido esta promesa.

Es posible que los esfuerzos por fomentar la inclusión no rindan frutos si los maestros no reciben la formación necesaria. En Líbano, en los últimos dos años, solo el 55% de los maestros y el personal recibieron formación especializada para satisfacer las necesidades de los estudiantes desplazados. Para proporcionar una educación de calidad a todos los refugiados, Alemania necesitaría 42.000 nuevos maestros, Turquía 80.000 y Uganda 7.000.

Los países de ingresos bajos y medios albergan al 89% de los refugiados, pero carecen de fondos para hacer frente a la situación. Los donantes deben multiplicar su inversión en la educación de los refugiados por tres y garantizar un apoyo a largo plazo.

Inmigrantes: La proporción de estudiantes con antecedentes migratorios en los países de ingresos altos ha aumentado del 15% al 18% entre 2005 y 2017. Ahora son 36 millones, equivalente a toda la población en edad escolar en Europa. A las tasas actuales, podría aumentar a 22% para 2030. Pero a los niños inmigrantes no se les da una oportunidad justa de ser exitosos. En 2017, en la Unión Europea, en comparación con los nativos, el doble de jóvenes nacidos en el extranjero abandonaron la escuela. Los estudiantes inmigrantes de primera generación en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fueron 32% menos propensos que los nativos a lograr habilidades básicas en lectura, matemáticas y ciencias en 2015.

Manos Antoninis, Director del Informe GEM, dijo: “Los países no pueden pensar que el trabajo se completa una vez que los inmigrantes están en la escuela. Están siendo excluidos de muchas otras maneras. Terminan en circuitos escolares más lentos o en establecimientos de escasos recursos en barrios con problemas. Sin embargo”, continuó Antoninis, “casi todos los países están firmando dos pactos globales sobre refugiados y migrantes, que contienen varios compromisos educativos clave. Este podría ser el punto de inflexión tan esperado”.

Canadá, que tiene el mayor porcentaje de inmigrantes entre los siete países industrializados más ricos, garantiza que los niños aprendan sobre la migración a partir del segundo grado y ha consagrado el multiculturalismo en su constitución. Irlanda, que tiene el porcentaje más alto de inmigrantes de primera generación en la Unión Europea, logró financiar una estrategia de educación intercultural en medio de una profunda crisis financiera.

Recomendaciones del Informe:

  1. Proteger el derecho a la educación de los migrantes y las personas desplazadas
  2. Incluir a los migrantes y las personas desplazadas en los sistemas educativos nacionales
  3. Entender y planificar para satisfacer las necesidades educativas de los migrantes y las personas desplazadas
  4. Representar con precisión historias sobre la migración y el desplazamiento en la educación para desafiar los prejuicios
  5. Preparar a los maestros de migrantes y refugiados para abordar la diversidad y las dificultades
  6. Aprovechar el potencial de los migrantes y las personas desplazadas
  7. Apoyar las necesidades educativas de los migrantes y las personas desplazadas mediante la ayuda humanitaria y para el desarrollo

Materiales:

Día de los Derechos de la Infancia

Día de los Derechos de la Infancia

El 20 de noviembre se celebra el Día Internacional de los Derechos de la Infancia para  conmemorar la firma de la Convención de los Derechos del Niño, una herramienta  para la promoción y protección del bienestar de la infancia. La infancia es el periodo de la vida humana desde que se nace hasta los 18 años. La Convención sobre los Derechos del Niño enuncia, que todo niño y niña debería gozar de salud, disfrutar del descanso y del juego, tener una familia, un nombre, una nacionalidad, recibir educación, desarrollar la capacidad de libertad de pensamiento y de expresión, y ser protegidos frente a la explotación infantil, entre otras cosas.

A pesar de los avances en el cumplimiento de los derechos de la infancia y de los esfuerzos de los países para lograr la educación primaria y secundaria universal para 2030, el mundo sigue teniendo grandes retos para con los menores, sobre todo en educación, ya que 262 millones de niños no asisten a la escuela. El derecho a la educación tiene un papel fundamental en la Convención sobre los Derechos del Niño: sus artículos 28 y 29 obligan a los Estados firmantes a ofrecer educación primaria y gratuita, a respetar la dignidad de los niños y de las niñas en los métodos de disciplina y a orientar la educación al pleno desarrollo personal, al respeto de los derechos humanos y a la convivencia intercultural, de manera que puedan integrarse en la vida adulta activamente.

31013625527_719f953e6e_z

De los 262 millones, 64 son niños y niñas en edad escolar primaria, 61 en edad escolar secundaria inferior y 138 en edad secundaria superior. Esto significa que uno de cada cinco, niños, niñas, adolescentes y jóvenes de entre 6 y 17 años no va al colegio. Las niñas aún enfrentan barreras para la educación en la mayoría de las regiones, y en particular en el África subsahariana, donde las niñas de todas las edades tienen más probabilidades de ser excluidas de la educación que los niños. Por cada 100 niños en edad de asistir a la escuela primaria, a 121 niñas se les niega el derecho a la educación.

¿Pero dónde están? Del total de 262 millones: 97,3 en África Subsahariana, 96,7 en Asia Meridional, 29,9 en Asia oriental y suroriental, 18, 5 en África del Norte y Asia del Oeste, 12,6 Latinoamérica y Caribe, 5,2 Europa y el Norte de América, 0.9 Asia Central y 0,8 Oceanía. Si analizamos por educación primaria o secundaria vemos lo siguiente. De los 64 millones de niños y niñas fuera de la educación primaria pa mayoría, 35 millones se encuentran en África Subsahariana. De los 61 millones de educación secundaria inferior, 27 están en África Subsahariana y, de los 138 millones en edad secundaria, 67 están en Asia Meridional.

Las cifras que hemos visto son alarmantes y, si no queremos que sigan aumentando, hay que instar a los países a garantizar que estos millones de niños y niñas tengan acceso al derecho a la educación. El pasado mes de febrero tuvo lugar en Senegal el encuentro internacional de financiación de la Alianza Mundial por la Educación (AME). Se recaudaron 1.860 millones de euros para los próximos tres años, lo cual fue un importante impulso político y financiero para la escolarización de todos los niños y niñas del mundo y para lograr que la educación que reciban sea inclusiva, equitativa y de calidad conforme al objetivo 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El V Plan Director de la Cooperación Española 2018-2021, ha dado algunos pasos en la línea de apoyar la Estrategia de Infancia, pero debemos seguir avanzando. Creemos que el Gobierno debe asumir compromisos concretos para defender los derechos de la infancia como garantizar la máxima protección de la infancia especialmente en contextos humanitarios, así como la situación de riesgo en el que se encuentran, priorizar programas de asistencia humanitaria que incluyan educación en situaciones de emergencia y conflicto, garantizar que todos los niños y niñas puedan completar una educación primaria y secundaria obligatoria, universal, gratuita y de calidad o incidir con los líderes mundiales para eliminar todas las formas de violencia contra la infancia, tales como la mutilación genital femenina y el matrimonio temprano forzado, que afectan especialmente a las niñas y adolescentes.

Además, el Gobierno puede elaborar el III Plan de Infancia y Adolescencia (PENIA) 2018-2022, que es una de las recomendaciones que ha hecho este año a España el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas y que el anterior Gobierno no ha terminado de elaborar. El III Plan permitirá asumir compromisos para el Gobierno y coordinar mejor las políticas de infancia a todos los niveles. Es competencia exclusiva del Ejecutivo.

Finaliza la 6ª Asamblea Mundial con nuevo Presidente y nuevo Board

Finaliza la 6ª Asamblea Mundial con nuevo Presidente y nuevo Board

El segundo y el tercer día de la Asamblea Mundial han sido fundamentales para que el movimiento determine su estructura colectiva y su enfoque estratégico. El plan estratégico y las propuestas de política de la CME que se han adoptado en la Asamblea Mundial definirán cómo el movimiento seguirá avanzando en la consecución de sus objetivos durante los próximos años.

Durante el sábado se dio forma al nuevo plan estratégico que establecerá los objetivos centrales, las prioridades y los objetivos del movimiento para los cuatro próximos 2019 y 2022. Así mismo, se dio forma a las posiciones políticas de la CME y se revisó la Constitución actual para proponer enmiendas. Un momento clave de la Asamblea, que también tuvo lugar el sábado, fue la elección del nuevo Presidente y de la Junta de la CME. Y una de las enmiendas aprobadas durante esta Asamblea ha sido la creación de un puesto en la Junta Directiva para una organización juvenil.

Nuevo Presidente

Un nuevo presidente electo, Refat Sabbah, el Secretario General de la Coalición Árabe para la Educación para Todos (ACEA), toma las riendas para liderar el movimiento hacia un futuro transformador, sostenible y justo, y garantizar el fortalecimiento de los esfuerzos colectivos para hacer que los gobiernos rindan cuentas por una educación, pública, gratuita y de calidad en todo el mundo.

A lo largo de mi vida, he recibido inmensidad de apoyo de mis amigos y colegas, a quienes considero modelos a seguir y que desempeñan un papel importante en este creciente movimiento.  Haré todo lo posible para conseguir la transición justa por la que todos luchamos. Aún os necesitamos y dependemos de todos ustedes, para asesorarnos, guiarnos y promover el movimiento en sus regiones y coaliciones nacionales. Estoy comprometido a servirles a todos e impulsar el movimiento al siguiente nivel” afirmó Refaat Quote, Presidente de la Campaña Mundial por la Educación.

IMG_3174

 

Votado el 17 de noviembre en la 6ª Asamblea Mundial por una mayoría abrumadora, Sabbah proporcionará la dirección estratégica general para los próximos cuatro años. Refaat Sabbah, aporta una gran cantidad de conocimiento y experiencia. Activista de toda la vida por los derechos humanos y la educación. Es el Director General y Fundador del Centro de Creatividad de Docentes en Palestina, el Presidente de la Red Árabe para la Educación Cívica (ANHRE), ha servido en la junta de la CME desde 2015. Refaat también fundó ACEA, que representa a once coaliciones educativas nacionales y a tres coaliciones regionales de los países de habla árabe.

A lo largo de los años, el movimiento ha sido dirigido por líderes increíbles, desde el primero Kailash Satyarthi, hasta Camilla Croso, quien ha servido desde 2011 (reelegida por segunda vez en 2015). Estas elecciones tan cruciales, tanto del Presidente como de los Miembros de la Junta, determinan la forma y la dirección del movimiento para los próximos años.

La coordinadora de Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) y la Presidenta saliente Camilla Croso agregó que “ser Presidente de este movimiento global y diverso ha sido un honor y un placer. Deseo expresar mi sincero agradecimiento por el compromiso colectivo con la justicia económica, social y ambiental, así como con los derechos humanos. En esta Asamblea Mundial enfrentamos desafíos y celebramos éxitos, sin embargo, sabemos que todavía se requieren acciones tangibles para garantizar un sistema educativo verdaderamente transformado. Estoy orgullosa de haber caminado este viaje con todos ustedes y ahora los dejo en manos de Refat Sabaah para guiarnos hacia un futuro que garantice una educación pública de buena calidad para todos “.

Nuevo Board

Durante esta sexta asamblea mundial, las distintas circunscripciones de la CME eligieron a sus nuevos miembros y miembros de la junta.

El Sr. Samuel Dembele (ANCEFA) ha sido nombrado presidente de la Junta. Samuel Dembélé es el presidente de la junta directiva de la Red Africana de la Campaña de Educación para Todos (ANCEFA; desde noviembre de 2015), presidente de la junta directiva de la Coalición Nacional de Educación para Todos de Burkina Faso (CN-ÉPT BF; desde abril 2014) y secretario general del Sindicato Nacional de Docentes para la Educación Secundaria y Superior (SNESS; desde 2010).

La Sra. Madeleine Zuniga de la Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE) es la nueva Vicepresidenta y el Sr. Mugwena Malukele, de la Internacional de la Educación (EI) ha sido elegido como vice chair.

Untitled-1

Otros miembros del board son: Sr. ILliass Alhousseini  (ASO-EPT Niger), Sr. Daniel Altman (ESU), Sr. Nafisa Baboo (Light for the World), Ram Gaire (NCE Nepal), Sr. Jose Roberto Guevarra (ASPBAE), Sr. Emma Jackson (Send my Friend to School), Sr. Aminta Navarro (CLADE), Sra. Beate Oegaard (SAIH Norway), Sra. Elsy Wakil (Arab Network Popular Education), Sra. Antonia Wulff (EI) .

X