El G-20 se compromete con la educación

La semana pasada (7 y 8 de julio) los principales líderes internacionales se reunían en Hamburgo en el marco de la cumbre del G-20, un acontecimiento político determinante a la hora de fijar las prioridades de la agenda internacional para los próximos meses.

En las semanas previas a dicha reunión, defensores del derecho a la educación de todo el mundo (entre los que por supuesto se encontraba la Campaña Mundial por la Educación)  hemos trabajado a nivel político y comunicativo para lograr que la educación ocupase el lugar prioritario en la agenda de trabajo de los líderes mundiales durante este evento. Además de una petición firmada por más de 145.000 personas para instar a los países del G-20 a que adopten medidas para garantizar el derecho a la educación, las Coaliciones de la Campaña Mundial por la Educación cuyos líderes estaban presentes en la cumbre nos hemos coordinado para enviar a los representantes de nuestros respectivos países una carta en la que demandábamos un compromiso económico firme que permita financiar las medidas y políticas necesarias para garantizar el cumplimiento del ODS4 – “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, – a través de la plena financiación de los mecanismos establecidos para ello, entre los que destaca la Alianza Mundial por la Educación.

El trabajo de los activistas mundiales por la educación ha dado sus frutos y finalmente el comunicado final de la Cumbre refleja la voluntad de la comunidad internacional, en el marco de la Agenda 2030,  de desembolsar los fondos necesarios para financiar el cumplimiento del ODS4 (Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”), en estos términos: “Tomamos nota de la propuesta del Secretario General de Naciones Unidas de establecer un mecanismo de financiación internacional de la educación (International Finance Facility), siempre teniendo en cuenta a los mecanismos ya existentes, como la Alianza Mundial por la Educación y Education Cannot Wait. Analizaremos esta propuesta en mayor detalle durante la Presidencia de Argentina, con el objetivo de hacer recomendaciones al respecto”. En este momento se prevé la puesta en marcha de un plan de financiación a través del cual se asignarían alrededor de 10.000 millones de dólares anuales a financiar las necesidades educativas en todo el mundo.

Desde la Coalición Española de la Campaña Mundial a la Educación acogemos con satisfacción la voluntad política mostrada por los líderes del G-20 en cuanto a la financiación de la educación, reflejada en el texto final de la cumbre y que supone un importante logro para los millones de activistas que cada día trabajan para garantizar el derecho a la educación en todo el mundo. Asimismo, nos comprometemos a dar seguimiento a este compromiso para garantizar que no caiga en saco roto, y que verdaderamente se ponga en marcha un plan de acción que permita dotar de fondos a los mecanismos establecidos para financiar la educación.

Muchas gracias a todos y todas por vuestro apoyo. ¡Contamos con vosotr@s!

 

 

Campaña Mundial Educación
Campaña Mundial Educación